Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cierre inminente del foro
Mayo 5th 2015, 09:15 por Silver Fullrage

» FELIZ CUMPLEAÑOS ZAFIIRA!!!
Abril 27th 2015, 19:37 por Naickroz

» quiero que te mueras. (JUEGO)
Abril 19th 2015, 22:19 por wish

» Atrapando la serpiente [Libre]
Abril 18th 2015, 11:50 por Silver Fullrage

» Alas de fuego que rompen cuellos (Chimera 1)
Abril 15th 2015, 18:49 por Zafirra Amakuza

» Mentira owo)/
Abril 11th 2015, 22:29 por wish

» Desesperante conclucion (priv)
Abril 11th 2015, 11:56 por Zafirra Amakuza

» Cierre de temas.
Abril 11th 2015, 11:11 por Zafirra Amakuza

» Its only the fairy taile[Zafirra][LISTO]
Abril 11th 2015, 11:09 por Zafirra Amakuza

Administradores
 photo Sintiacutetulo-3_zps1bc73ca0.png
Estación del año
Y llego el verano el momento del calor, el sol y la playa, disfruta, juega, comparte, enamorate y vive hasta el máximo tu hermoso Verano...
Destacados
Mejor masculino, Mejor femenino, Mejor tema del mes, mejor villano, cuantas categorías hay ¿que esperas para ganarte un lugar dentro de ellas?
Mejor Femenino
 photo Mejorfemeninonoco_zpsc8809d96.png
Mejor Masculino
 photo masculinonovo_zpsfcee2fcd.png
Pareja del mes
 photo pare_zps099a276b.png
Mejor tema
 photo temo_zpsbb0f0468.png
Afiliados
 photo Afiliadosnovo_zps1d847acd.png
Creditos
 photo creditosnovo_zps6a5f8b4a.png
Khr-Reborn-rol entrega completamente el derecho de autor a sus respectivos dueños, ya sea en las paginas de diseño de Zerochan, Fanart y dibujos originales que no tienen fines de lucro mas la propia autora y creadora de la Serie Akira Amano,el uso indebido de estas imágenes que han sido transformadas o coloreadas para uso personal o de otras paginas queda totalmente prohibido.
 photo Facenovo_zps8d0a8a1e.png

Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Ir abajo

Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Silver Fullrage el Diciembre 21st 2014, 20:03

Sentado en uno de los múltiples cafés del lugar, Silver observo el ocaso con aburrimiento. En aquella oportunidad había aceptado trabajar para un cliente, que le pidió una reunión para hacerle el pedido en persona. Como era de esperarse, Fullrage comprendió plenamente la petición. Si algo había aprendido de la vida, era que no podías confiar en nadie. ¿Cómo podías garantizar que tus intenciones no eran ‘’interceptadas’’, y comunicadas a la policía? El problema era, sin embargo, que aquella maldita estaba llegando tarde. De acuerdo a la nota, ya tuvo que haber hecho contacto con ella hace una hora. Si considerabas que la falta de puntualidad, es una falla en la forma que te ordenas, entonces la mujer estaba cometiendo una grave error. ‘’Le voy a cobrar el doble de la comisión habitual’’, pensó vengativo.

-¿Desea otra cosa para beber? –pregunto una de las meseras, con una sonrisa picara.

-Otro baso de jugo, por favor –le respondió, sin siquiera dirigirle la mirada.

Apenas las palabras salieron de su boca, el muchacho se percato de la llegada de tres nuevos clientes. Esto de por si no tenia nada de inusual, salvo por el hecho que no eran cualquier tipo de personas. Un hombre de mediana edad, mientras se acercaba a una mesa vecina, le dirigió una mirada aprensiva.  No duro mas allá de un segundo, pero Silver conocía demasiado bien ese proceso; lo estaban evaluando como amenaza. Por otro lado, un pequeño paso corriendo al lado de su posición. Todo parecía bastante inocente, e incluso Fullrage lo vio así, hasta que los últimos rayos de sol, dieron con un pedazo de metal, que sobre salía de su calcetín izquierdo. Finalmente, y de una manera mucho menos discreta, una mujer se acerco directo hacia el, con una sonrisa falsa en los labios. Se trataba de una treintañera, de pelo morado, un traje negro ajustado, y una chaqueta roja.  

-Vamos al grano –dijo la mujer, mientras se sentaba en la mesa- Mata a estas dos personas, y te depositare en tu cuenta un millón de yenes –luego, sin más preámbulo, le alcanzo un sobre.

Silver no tardo en ver el contenido-. Esto no me gusta –comento, con el entrecejo fruncido- ¿Por qué quieres borrarlos del mapa?

-Solo digamos que me robaron –contesto con rapidez, al tiempo que comenzaba a pararse de la mesa- Te los encargo.

Fullrage se quedo con la mirada fija en la espalda de la mujer. Había algo en todo aquello, que no le gustaba nada. En el sobre venían algunas notas, y entre ellas un par de imágenes, una de un hombre adulto, y otra de una niña, de aproximadamente unos doce años.  Del primero, podía suponer que había hecho algo malo. La segunda, por su parte, no parecía capaz de matar ni a una mosca. ‘’Bueno, hay algunos casos en que las apariencias engañan’’  se dijo, mientras dejaba escapar un suspiro. Luego, le dio un vistazo a su alrededor. Tanto el mocoso travieso, como el hombre de mediana edad habían desaparecido, confirmando de ese modo, que efectivamente estaban con su cliente. ''Tengo que empezar a trabajar''. Sacando unos cuantos yenes, los deposito arriba de la mesa, para después dirigirse a la calle, en busca de un taxi. La suerte le sonrió. Al poco rato un auto amarrillo se estaciono al frente suyo.

Indicándole al conductor donde debía ir, se recostó en el asiento. ‘’Muy bien, ¿qué tengo?’’ De acuerdo a la información en el sobre, la chica era muy dada a visitar la tienda de ropa, ‘’Delfino’’. Por lo tanto, su decisión de esperarla en la sucursal más cercana a su hogar, no parecía una mala idea, por el contrario. La única dificultad que se le presentaba, es que no tenía mucho conocimiento táctico del lugar. Eso le traería algunos problemas a la hora de evitar ser visto, por no decir eludir a los guardias. ''Bueno, podría liquidar a algunos cuantos''. Rápidamente, no tardo en tachar la idea. Era poco probable que lo lograran capturar, pero en caso de llegar a ese escenario, no podía permitirse que lo metieran a la cárcel por un caso de homicidio, al menos, no por mas de uno. De pronto, un maravilloso pensamiento paso por su cabeza. ‘’Es cierto’’, recordó. Los dedos de Silver fueron raudos al bolsillo derecho de su pantalón. Al tocar sus yemas los bordes de  Kugyō,  una sonrisa siniestra se dibujo en su rostro. ‘’Mientras tenga esto, no tengo porque preocuparme de los detalles’’.

-Ya llegamos –dijo su chófer, con un cierto tono de impaciencia, como si ya hubiera repetido la frase.

Silver parpadeo. Estaba tan ensimismado en si mismo, que se había olvidado donde estaba. Un poco avergonzado, pago al hombre, y luego se apresuro para salir del auto. Una vez en la calle, no tardo en identificar su destino. A unos pasos, y con unas enormes letras fluorescentes, se encontraba la tienda de ropa. ‘’Listo, ahora solo me falta esperar’’. Como quien no quiere la cosa, Fullrage apoyo su espalda, en una de las murallas del establecimiento. Si es que la muchacha venia, no tardaría en saberlo.

Mujer que encarga el trabajo:

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Naickroz el Diciembre 24th 2014, 23:53

Ya había pasado casi un año desde que me uní al CEDEF y fui promovido como jefe interino, pero en un boletín de emergencia que habia llegado hace un par de minutos se infomaba de una mision de capturar, interrogar y custodiar a un sujeto que al parecer tendría información sobre una importante estafa en unos mercados de finanzas y que al parecer iva junto a una niña que se cree que esta involucrada en un asunto de tráficos de órganos en el mercado negro.
Al leer esa última estrofa del comunicado -TRAFICO DE ORGANOS carajo estas son palabras mayores- rápidamente me apresure a colocarme mis espadas en mi cinturón junto con mi caja animal.

Al  llegar a la ciudad de Osaka di la orden de que no enviaran refuerzos a menos que fuera solicitado por mi orden, había llevado conmigo las fotos de los sujetos para poder encontrarlos. Cuando pude llegar al centro de la ciudad empecé a revisar mi entorno tratando de tener un poco de suerte comencé a preguntar a algunas personas si habían visto a los sujetos pero no conseguí nada… Después de casi medio día buscando algún indicio decidí tomarme un descanso -creo que será mejor que descanse un poco-dije en voz baja y con un tono de agotamiento mientras pude divisar una cafetería a un par de metros de donde me encontraba me acerque tranquilamente para poder relajarme un momento quizás comer un pastel con algún té o café, cuando pude ver que en una mesa por la parte de  había un sujeto que revisaba unas fotos que para mi sorpresa eran de las mismas personas que estaba buscando cuando quise tratar de detenerlo el tipo de un aspecto algo serio se apresuro a subirse a un taxi; No tuve más opción que seguirlo para mi suerte un motociclista se detuvo al lado mío para también descansar me acerque rápidamente botándolo en el vereda y quitándole su casco junto con las llaves -lo siento, te la devolveré en un par de horas- le dije mientras encendía el motor y me dispuse a seguir al taxi hasta que se detuvo en frente de una tienda de ropa me dirigí a estacionar la motocicleta cerca del local.

Luego de dejar las cosas me puse a buscar al sujeto que había visto en la cafetería -¿Dónde se abra metido- dije mientras buscaba por los alrededores hasta que pude divisarlo se encontraba  apoyado en un muro como esperando a que algo ocurriera, escatime en precauciones y me acerque a preguntarle directamente -hola…- cuando tuve una extraña pero familiar sensación que me interrumpió de lleno en mi saludo. - una llama…, acaso. ¿Posees una llama de última voluntad?- le dije mientras miraba al sujeto que me miraba con una cara de intriga y sorpresa por la pregunta tan inesperada que  le realice y luego de un par de minutos salió un tipo arrastrando a una niña hasta que paso por al lado nuestro y me di cuenta eran las personas que debía encontrar -quien lo diría creo que mi suerte está cambiando.-dije con un tono de satisfacción, pero rápidamente se subieron a un automóvil blanco que arranco casi al instante en que se cerraba la puerta del auto. -Oigan esperen un momento ¡DETENGANSE!-

Además después de unos segundos de que el auto arrancara salieron tres tipos de trajes negros algo agitados parecía que buscaban a alguien, luego sonó el celular de uno de ellos mientras seguían caminado hacia la calle pasaron al lado nuestro y además justo en ese momento sonó el celular de uno de ellos se podía escuchar una voz al parecer femenina muy furiosa y reprochándoles por algo luego de unos minutos cortaron y siguieron su camino -y bien volviendo al tema dime aunque no se qué intención tienes pero parece que buscamos a las mismas personas así ¿te molestaría ayudarme a encontrarlos?- le dije mientras esperaba a ver qué respuesta me entregaba además se me pasaba la idea que no era el único que buscaba  al tipo y a la niña, además porque estarán tan interesados en ellos -falta mucha información por obtener…-
avatar
Naickroz

Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Silver Fullrage el Enero 6th 2015, 20:42

Silver no pudo menos que componer una expresión de sorpresa, a medida que los acontecimientos se sucedían con rapidez. No solo se había escapado su presa, si no que otro sujeto había aparecido, evidentemente interesado en ella. Por si eso no fuera poco, el mismo tipo pronuncio unas palabras bastante inusuales, ‘’llamas de la ultima voluntad’’. Según su amante, eso podía significar una cosa….mafia. ‘’Maldita sea, hay mas implicados en esto de lo que suponía’’ pensó enfurecido. En unos instantes, la idea de reclamar a su cliente, se le hizo tan seductora, que estuvo a un paso de abandonar el trabajo. ‘’Cálmate’’ se dijo, mientras respiraba con profundidad. De pronto, la voz del recién llegado lo saco de su ensimismamiento.

-Claro –le respondió, con una amplia sonrisa.

En un abrir y cerrar de ojos, saco a su ‘’Sofia’’ de atrás de su pantalón, y coloco la punta del bastón cerca de la nariz del sujeto. Silver Fullrage no iba a confiar en nadie con tanta facilidad, en especial si probablemente pertenecía al bajo mundo. De hecho, las circunstancias se vislumbraban de lo mas sospechosas. ¿Desde cuando había tal amabilidad entre los mafiosos? Sin lugar a dudas, el otro pelinegro lo traicionaría, apenas se concretara el trabajo. Y eso era en el mejor de los casos. Por otro lado, sus instintos le decían algo curioso. Aquel no era un mal hombre. ‘’¿Estaré siendo muy precipitado?’’ se pregunto para sus adentros. Con lentitud, bajo su bastón, pero siempre pendiente de las manos de aquel tipo.

-No se quien eres, ni para quien trabajas –comento con lentitud, observándolo muy serio-. Pero eso es irrelevante. Lo que si importa, es completar este trabajo de manera muy ordenada, sin falla alguna, por lo que ahora te pregunto.. –Silver tenia los ojos clavados en la cara de su interlocutor, evaluándolo- ¿Crearas desorden en mi camino? –Una vez lanzada la pregunta, el muchacho espero unos segundos por la respuesta-. Comprendo.

Buscando en uno de sus bolsillos, saco un trozo de papel con parte de la información que le habían dado-. Mi contacto me dijo que el objetivo tiene una ‘’casa segura’’, en caso de que las cosas se vuelvan problemáticas. Tengo entendido que al suceder algo así, esperan allí, mientras unos asesinos se encargan de ‘’normalizar’’ la situación. Por supuesto, sugiero que los ataquemos de frente –dijo con firmeza- Esos bastardos nos andarán buscando afuera, por lo que dudo que la casa este tan vigilada. Eso si, no creo que sea buena idea que vayamos los dos hasta ese lugar, al menos, no juntos. Sugiero que los visitemos a media noche, pero cada uno por su lado –Como quien da por hecho un punto, Silver arrugo el papel, y lo arrojo con suavidad al otro tipo, para que lo agarra al vuelo- Allí esta la ubicación –Apenas las palabras salieron de su boca, salio caminando a vivo paso, en dirección contraria de su nuevo aliado.

Solo cuando hubo colocado una buena distancia, entre su persona y la de el, se permitió un suspiro de alivio. ‘’¿Hice lo correcto?’’ se pregunto, con el entrecejo fruncido. En circunstancias normales, jamás hubiera relevado sus planes a otro sujeto. Pero por alguna razón, sus instintos le insistían con firmeza, que había hecho bien en confiar en ese tipo. ‘’Esto no es propio de mi’’. Con una velada sonrisa, se dio un ligero golpe con su bastón, en su mejilla izquierda. Se viera por donde se viera, no disponía de tiempo para asegurar las intenciones del aquel pelinegro, ni siquiera para andar pensando sobre eso. Su único consuelo era que tal vez, si es que verdad era un inesperado camarada, podría dejarlo atrás como cebo, en caso de que la situación se pusiera en su contra. Algo mas relajado, Silver miro a su alrededor. Sus pasos lo había llevado a un callejón, aparentemente solitario. Colocando a Sofia en su pantalón, el joven saco un reloj de bolsillo, de un bolsillo secreto de su chaqueta. ‘’Las once con quince minutos’’. Esa era una buena noticia. Podía llegar con un poco de anticipación al lugar, y estudiarlo.

Cuarenta minutos más tarde, Fullrage empezó a disminuir al paso, hasta detenerse en otro callejón. Unos cuantos metros a su derecha, entre medio de dos casas de aspecto señorial, se encontraba una mucho mas sencilla. Un brillo burlón se asomo por los ojos de Silver. No necesitaba la información, para saber que la escondería en ese lugar. Después de todo, ¿cual seria la primera opción de cualquiera? Las mansiones. Por lo tanto, la segunda alternativa, que por temas prácticos se transformaba en la primera, era aquella casucha. Por supuesto, todo esto no significaba que debía confiarse. Lo mas seguro, es que la casa mas modesta, contara con túneles que llevaran a otros lugares. Y en cuanto a las más aventajadas, era de esperarse que varios francotiradores, estuvieran listos a liquidar a todo aquello que se acercara demasiado. Esto sin contar, con otros elementos elementos de vigilancia. Silver se arrimo incomodo a la pared. Si estaba en lo cierto, había hecho bien en venir adelantado. De pronto, se percato de una figura que lo observaba en las sombras.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Naickroz el Enero 8th 2015, 18:13

-Desorden quién crees que soy un chico de primaria jejej- Le dije mientras ponía una pequeña mueca, luego de que el sujeto aceptara mi invitación para trabajar juntos observe que sacaba un papel de uno de sus bolsillos (que será acaso son los papeles que estaba viendo hace un rato en la mesa de esa cafetería…) mientras veía que lo arrugaba empezó a explicarme lo que su contacto le había dicho sobre las personas que buscábamos  y que al parecer estaban resguardados por unos asesinos profesionales -emm, la verdad no me preocupan mucho esos asesinos he lidiado con peores sujetos anteriormente.- dije mientras le respondía con un tono de seguro -bueno creo que sería lo ideal para poder cubrir más terreno- además pude ver que lanzo hacia mí  un papel algo arrugado. Lo atrape justo antes de que cayera al suelo al abrirlo vi que en su contenido estaba escrito una dirección de una mansión y también salía marcado un pequeño mapa de donde uno podría ocultarse para poder entrar, aunque la verdad estos papeles parecía básicamente información para realizar un ataque y esa no era mi misión pero algo me decía que tal vez tendría mejor oportunidad de cumplir mi objetivo si trabajaba con este sujeto pero si esto se complicaba quizás deba enfrentarme a él y la verdad no tengo intención de tener otro inconveniente es esta misión.

Mientras terminaba de revisar el papel que me había dejado vi que mi compañero se alejaba del lugar a un paso moderado -bueno que se le va a hacer, diantres que idiota soy ni siquiera le pregunte como se llamaba bueno tendré que apresurarme y llegar primero al lugar…- dije mientras pensaba en voz alta me apresure a guardar en mi chaqueta el papel con el mapa y busque la moto que le había quitado al desconocido sujeto hace unos cuantos minutos y mientras me colocaba el casco y encendía la motocicleta mire nuevamente el mapa y se me ponía a ver el camino que debía seguir (veamos la dirección dice que es por aquí, pero si tomo este camino llegare mucho más rápido) ya eran casi las once y veinte minutos cuando me dispuse a irme a la mansión como era ya de noche no hubo tanto tráfico y llego en tan unos solo veinte minutos al lugar procurando mantener la distancia de la casa que se señalaba en el mapa. Mientras dejaba la motocicleta oculta detrás de unos autos pude ver que la supuesta mansión no era más que una casa algo descuidada pero lo que me confirmo que era el lugar correcto era que se encontraba el auto en el que se habían ido el sujeto con la niña -bingo-susurre mientras miraba de reojos tratando de no levantar ninguna sospecha (al parecer va a ser difícil sacar a estos sujetos, de seguro que hay algunos guardias ocultos veamos por donde podre entrar si voy directamente estoy muerto y si produzco algún accidente podrían volver a escapar…) mientras seguía mirando el lugar veía que junto a esa casa había otras dos que estaban bien cerca y que podría usarlas para poder entrar por arriba del la casucha o al menos al patio de ella.

Mientras me acercaba rápidamente a la casa que estaba a mi derecha salte el pequeño cerco que había y me escondí detrás de un árbol pude ver que había algo de luz y justo para mi suerte a un lado de la casa vi que había una enredadera bastante grande y que se veía bastante resistente para poder subir al techo de la casa pero al momento de empezar a subir sentí unos ladridos de unos perros que al parecer estaban cuidando junto con unos  guardias en cualquier momento esos perros me descubrirán si sigo aquí corrí rápidamente a la enredadera y empecé  a subir cuando ya estaba en la cornisa del techo vi una figura de negro que estaba acostada mientras me disponía a terminar de subir al techo desenfunde muy despacio una de mis espadas y casi arrodillado me acerque poco a poco cuando vi estaba con un rifle de francotirador (maldición al parecer estas casas son para resguardar la casa donde están ellos.) Mientras mantenía mi distancia a un par de metros de él con mi mano libre apunte a su espalda y empecé a congelar el arma del sujeto el sujeto sorprendido al notar el extraño acontecimiento se levanto dejando caer su arma y en el momento que me vio me abalancé contra el clavando mi espada en el centro de su pecho y con mi otra mano le cubrí la boca para que no lanzara ningún grito mientras lo acostaba en el techo le dije en voz baja -bueno ahora solo muere tranquilo.- le susurre mientras el sujeto cerró los ojos.

-Ahora ¿cómo entrare al otro lado sin que los guardias se den cuenta?, mejor reviso si hay algún otro francotirador por ahí- bueno mientras revisaba el lugar me percate que ya habían pasado y bastante tiempo y eran media noche ya me acosté en el tejado de la casa y tome el rifle que estaba congelado, claro que no iba a poder disparar con el pero por lo menos la mira todavía serbia para poder ver el lugar y mientras miraba me percate que habían unas cámaras de seguridad en unas esquinas de la casa se encontraban a un par de metros del techo me devolví a ver si el muerto tendría algo que me fuera a servir el cual solo tenía una pistola con un silenciador con un solo cartucho de recambio volviendo a mi posición anterior apunte hacia una de las cámaras paro poder crear un punto ciego en la vigilancia dando dos disparo pude destruir la cámara y al parecer no se habían percatado del ruido de la cámara rota -bien ahora a entrar en la casa- mientras me acercaba a bajar por la misma enredadera para cruzar entrar a la otra casa me percate que había un guardia fumando un cigarrillo ya iba por la mitad así que volví a sacar una de mis espadas y me solté para caer encima de él encertando  mi arma en su espada eliminándolo al instante y ahora que lo pienso donde estará el sujeto cuando camine un par de metros por el lugar vi que  había un callejón atrás de la casa principal me apresure a llegar por atrás de ese lugar ya que pude ver una pequeña sombra que se movía al llegar me acerque despacio y que era mi compañero que estaba apoyado en la muralla para que no lo vieran
-oye al parecer llegue rimero que tu y tranquilo la cámara de seguridad que apuntaba hacia aquí está destruida, y dime cuál es tu nombre el mío es Naick Argent, jefe interino del CEDEF. Y tú eres… -
avatar
Naickroz

Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Silver Fullrage el Enero 14th 2015, 13:09

Fullrage se llevo un ligero sobresalto, al percatarse de quien lo observaba era su inesperado aliado. ¿Y desde cuando el esta aquí? pensó, al tiempo que lo observaba con curiosidad. Sin embargo, la interrogante quedo rápidamente atrás. Si es que efectivamente hubiera sido su enemigo, no estaría solo, si no que mas bien con una amplia variedad de soldados. Supongo, que hice bien en confiar. Esbozando una sonrisa que pretendía ser tranquilizadora, levanto su mano izquierda en señal de saludo.

-Disculpa mis modales, yo soy Silver Fullrage, mercenario independiente –dijo con cautelosa cortesía. Luego agrego, con un súbito interés-. ¿CEDEF? ¿No son uno de los aliados de los Vongola? –pregunto con un cierto dejo de emoción-. Veras, tengo cierto interés en el mundo de la mafia –explico- Pero supongo que podemos hablar mas de eso, una vez que terminemos el trabajo.

Silver saco una vez mas a Sofia, para luego armarla con un simple movimiento de su mano. Con los ojos clavados en la casa menos favorecida, el muchacho empezó a trazar un plan a toda velocidad. Naik había hablado de una cámara, y lo más probable es que hubieran cientos de ellas. Por otro lado, aun no hacían acto de presencia los guardias de la muchachita. Cierto, considerando que era probable que buena parte estuviera afuera, se las verían con un numero bastante menor, ¿pero que tan menor? Necesitamos reconocimiento, admitió. El pelinegro le dio un vistazo al jefe interino de CEDEF. ¿Debía encargarle el trabajo? Era poco probable que un sujeto con ese rango, aceptara algo como eso. La misión no era…muy seductora. Por otra parte, a Silver se le presentaba una buena oportunidad. Trabajar solo tenía su encanto, pero llegado cierto punto te aburrías, y a veces te estancabas, repitiendo una y otra vez encargos de poca monta. Todo eso podía cambiar si se unía a la mafia. Se enfrentaría a situaciones mucho más peligrosas, por no decir suicidas, pero eso lo obligaría a volverse más fuerte. Aparte, si tenía un poco de suerte, dispondría de mas medios para averiguar algo de sus padres. Tengo que impresionarlo, decidió.

-Naik-san, aun nos quedan varias cosas mas por destruir –dijo, controlando su tono en todo momento, de forma que no pareciera irrespetuoso-. Tienen que tener algo mas, escondido en alguna parte. En otras palabras, sospecho que nos están esperando con algo grande-. Luego agrego de golpe-. ¿Por qué no dejas que me adelante? Si es que estoy en lo cierto, podrías ir por el otro lado, y flanquear a nuestros enemigos. Si me equivoco, bueno, tienes mi palabra que no matare a las victimas. Al menos, por ahora. Después de todo, también estas aquí por ellos, ¿no? –pregunto, con un cierto dejo de astucia-. Si no estas por acá para matarme, entonces solo puedes estar por ellos –explico.

Sujetando su arma con las piernas, hurgó en uno de los bolsillos interiores de su chaqueta. ¡Aja!, pensó para si, cuando las yemas de sus dedos palparon la metálica esfera. Silver se permitió una sonrisa, mientras sacaba la pelota, y el hilo al que estaba unida. De todos sus juguetes, aquel era uno de sus favoritos. Siempre que necesitabas distraer a tu enemigo, simplemente la tirabas en una dirección, y luego atraías la pelota hacia ti, mediante el cordel, para impedir dejar huella. Lo cual era exactamente, lo que estaba a punto de hacer. Fijando la vista en una de las mansiones, lanzo su objeto contundente, directamente hacia una de las ventanas. Una vez que esta se quebrara, con gran estruendo, atrajo el objeto para si. Listo se dijo, con la esfera una vez mas en sus manos. Luego, sujetando a Sofia con ambas manos, corrió hacia la mansión contraria, procurando siempre andar entre las sombras, cuidándose de esa manera, de no ser descubierto. Ya en la puerta, Silver probo entrar por esta, pensando de antemano que estaría cerrada, pero para su sorpresa no era así. No tardo en descubrir porque.

-Increíble –musito, con la mirada clavada en una escalera central.

En la parte más alta de una lujosa escalera de mármol, un par de sujetos empezaban a montar un cañón, a la vez que un tercero les hacia guardia, unas escalas mas abajo. No lo permitiré. Tomando con fuerza su bastón, lo lanzo hacia la garganta de ese mismo sujeto, antes de que atinara a reaccionar. Con una expresión de perplejidad absoluta, el pobre tipo no pudo evitar salir para atrás, mientras su traquea era aplastada. Pero nunca llego a tocar el suelo. Ágilmente, Silver recorrió la distancia que lo separaba de el, y luego lo levanto, al tiempo que le daba un vistazo a su cintura, en busca de un arma de fuego con que contestar, lo que estaba a segundo de pasar. Los otros dos guardias al ver todo esto, no dudaron en sacar sus propias armas, y disparar a su compañero caído, evidentemente presas del terror. Este no durara mucho tiempo pensó el chico, ya con una pistola, mientras la cabeza de su ‘’parapeto’’ estallaba, derramando cerebro y sangre por todos lados. Bueno, ni modo. Haciendo gala de una fuerza fenomenal, el muchacho les aventó el cadáver de su compañero. De inmediato, las balas sobre su persona se detuvieron. Sin embargo, el sabia que eso no iba a durar por mucho tiempo. Con igual decisión que sus adversarios, ultimo a uno de los guardias, mientras que al otro le disparo en ambas manos, haciendo que este soltara estridentes chillidos.

-¡Donde esta una ventana! –bramo, para luego agregar- ¡Cuantos guardias quedan!

-¡Terminando el pasillo! –fue la pronta respuesta- ¡Veintel!

-Gracias –le dijo su interlocutor- Y adiós.

Silver apunto al desdichado con la pistola. Nadie dijo nada de perdonarte la vida[i] pensó con malicia, mientras le volaba la garganta, con una expresión completamente seria. En otras circunstancias el pelinegro lo hubiera dejado con vida, pero había visto su rostro. Si no lo liquidaba, seguramente les hablaría de el a sus jefes, y estos organizarían algo en su contra. El cazador no tardaría en volverse presa. Súbitamente, el chico se dio cuenta de algo. Demonios, supongo que tuve que haberle preguntado a donde trasmitían las cámaras. Encogiéndose de hombros, Fullrage recogió su bastón, antes de dirigirse a la ventana.  Unos tres metros de altura, lo separaban de la casucha. Perfecto. Luego de abrirla, se alejo un poco, y luego, corriendo, salto por ella. Con un poco de suerte, Naik la encontrara

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Naickroz el Enero 28th 2015, 01:44

-pues bien  entonces comencemos…-me dije a mi mismo mientras veía como Silver salía disparado hacia la mansión para atacar, aunque yo prefería lago mas de sutileza al momento de introducirme en algún lugar. Cuando me aproxime a investigar un poco a ver si había alguna manera de poder entrar en la casucha donde era casi seguro que escondían las personas mientras buscaba vi de reojos como mi impulsivo compañero se adentraba venciendo a un par de guardias luego entro por la puerta principal perdiéndolo de vista ya. Ahora veamos ¿por dónde iré? Mientras me ajustaba mis espadas a mi cinturón y guardaba mi caja animal en uno de mis bolsillos, cuando empecé a acercarme cautelosamente a la otra mansión donde había un par de guardias que rondaban ya que al parecer habían recibido la noticia de que habían atacado la otra mansión si me dirigiera directamente hacia ellos podría provocar que escaparan nuevamente.

Así que me dirigí por las orillas del terreno escondiéndome detrás de unos arbustos agachado esperando a que uno de o guardias se paseara justo por la frente lo que para mi fortuna ocurrió en un par de segundos rápidamente lo sujete del cuello con mi brazo aplicándole presión en su cuello mientras que con mi otra mano le cubrí la boca y empecé a congelar su cabeza hasta que simplemente dejo de luchar y cayó muerto luego lo arrastre hacia los mismo arbustos de donde salí.Uno menos, ahora veamos quien sigue y será mejor que me apresure a encontrarlos primero que Silver para que no haga nada imprudente. Mientras me aproximaba lentamente cerca de una de las ventanas de la mansión escuche que se acercaba otro guardia de ronda que vigilaba y al momento en que lo vi que se aproximaba le dispare una pequeña ráfaga de mis agujas de hielo que impactaron de lleno en parte de su cabeza y de su cuello derribándolo de inmediato, me acerque cautelosamente semi-agachado para poder registrar que era lo que portaba y llevaba solamente una pistola una linterna y una granada de humo. Tome la linterna y la granada -esto podría servir- dije susurrando y poniendo una leve sonrisa mientras me dirigía por las orilla de la mansión hasta llegar a una ventana que daba justo con la sala de entrada de la puerta principal tome con fuerza la granada de humo y le saque el seguro lanzándola de inmediato para que rompiera la ventana y estallara en toda la sala, solo pasaron unos segundos y la sala se lleno de un humo blanco en lo cual pude escabullirme por otra ventana que al parecer daba con un pasillo y se escuchaba que los guardias intentaban salirse del humo uno de ellos se metió en el mismo pasillo donde yo estaba lo tome de sorpresa por la espalda y lo puse contra la pared torciéndole el brazo mientras lo empezaba a congelar de apoco le pregunte sutilmente -si no quieres que te convierta en una figura de hielo será mejor que me digas ¿Cómo puedo llegar a la casucha que esta al medio si ser visto? Ah y dime también ¿donde está la sala de cámaras de vigilancia?- le dije mientras ya casi la estaba congelado todo su brazo y empezaba a cubrir su espalda con el hielo…

-Está bien, ok hablare pero para de congelarme quieres, hay un pasaje subterráneo que lleva a la casa vieja que se usaría si en caso fuese necesario sacar a la niña y al tipo solo sigue al final del pasillo y dobla a la izquierda y está detrás de un baúl viejo y la sala de cámaras esta por el mismo pasillo pero a la derecha es la tercera puerta.-

Mientras termine de escuchar la información que me dijo el guardia le estrelle su cabeza contra la pared dejándolo inconsciente, me apresure a dirigirme hacia el final del pasillo y doble  hacia la derecha para poder evitar que me descubrieran - 1, 2, esta es…- Entre con fuerza hacia la habitación donde se encontraban dos trabajadores que se encontraban sentados vigilando los monitores de las cámaras hasta que uno se dio vuelta y me vio -Escuchen los dos si quieren seguir con vida será mejor que hagan lo que les digo.- Desenvainando una de mis espadas con la mano izquierda empecé a aproximarme hacia uno de ellos.-Tú no me sirves- le dije con un tono frio mientras lo atravesaba con mi espada haciendo salir la punta de la hoja por su espalda mientras miraba al otro sujeto que estaba aterrorizado por lo sucedido le dije -Da el aviso a los guardias que todos se dirijan a la entrada que están bajo ataque- - el sujeto acato de inmediato la orden y dio el aviso por el micrófono y pude ver a los guardias dirigirse hacia el salón de la entrada -buen trabajo, aquí está tu premio.-

Mientras se empezaba a dar vuelta lo golpeé con el codo en toda la nuca dejándolo inconsciente en el suelo bueno ahora que distraje a los guardias puedo dirigirme con más seguridad a la casucha vieja. Mientras me apresuraba a limpiar y guardar mi espada pude ver por uno de los monitores que apuntaban a la casucha a Silver que salto desde la otra mansión -jeje que atrevido resultaste ser amigo.- luego me asome con cautela por la puerta que seguía abierta desde que entre a la sala de cámaras mejor me apresuro antes de que los guardias abandonen la sala. Con un paso más acelerado empecé a aproximarme al otro extremo del pasillo de la mansión para encontrarme con el baúl luego de empujarlo hacia un lado pude ver que había unas escalera recta que levaba a un agujero oscuro, lo bueno era que tena la linterna que le había quitado al guardia me apresure en bajar pero si meter tanto ruido luego de llegar al final de las escalera encendí la linterna y vi que era otro pasillo pero era un poco más grande sin dudarlo empecé a correr para llegar a la salida que sería en el casa vieja me tomo como unos 2 minutos ya que era difícil correr aun con la ayuda de la linterna hasta que al fin llegue a otra escalera recta que daba a otra puerta en la parte superior empecé a subir la escalera y cuando me detengo a escuchar si había alguien cerca pero no se escuchaba nada. Así que levante lentamente la puerta que solo estaba cubierta por una alfombra larga y al salir del agujero escuche un ruido de algo rompiéndose de seguro es el que ya llego me apresure y vi unas escaleras cuando me dirigía hacia ellas vi que una niña bajaba tranquilamente era ella la que estaba buscando me acerque caminando tranquilamente y le dije -oye dime ¿has visto a este sujeto?- le pregunte mientras le mostraba la foto del hombre que también buscaba la niña asintió y me tomo de la manga de mi chaqueta guiándome hacia donde estaba el hombre que al parecer estaba en el piso de arriba.
avatar
Naickroz

Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Silver Fullrage el Febrero 5th 2015, 12:47

Todavía en el aire, Silver soltó su bastón, para sacar su caja a toda la velocidad que le permitía el momento. Kugyō pensó, mientras introducía su anillo en la cerradura. Al instante, una forma insectoide emergió de ella, pero a diferencia suya no descendió, por el contrario, se dirigió pronta hacia el cielo. Fullrage la contemplo unos instantes, mientras giraba sobre si mismo. Realmente, no tenía una razón en particular para haberla convocado. La misión era peligrosa, si, pero en el pasado se había visto envuelto en situaciones mucho mas complicadas, y sin la ayuda de su extraño compañero. No, era, más bien, por una especie de sentimiento de solidaridad. Era absurdo, mas, la idea que estuviera siempre encerrada en aquella minúscula caja se le antojaba un poco cruel. Dando una segunda vuelta, soltó una patada descendente en el techo de la casa. Como era de esperarse, la madera cedió con facilidad a la fuerza de su embestida, soltando grandes cantidades de polvo por doquier. Cosa que no le fue fortuita.

-Vaya, vaya –susurro una voz

Silver se congelo. Era evidente que se encontraba bajo la zona de tiro de sus enemigos. Como he podido ser tan tonto, se recrimino. Las posibilidades de ser sorprendido con la guardia baja eran increíblemente altas, y como salía suceder en su trabajo, ser pescado de esa manera solo podía llevar a una cosa. Este es el final. Por unos instantes, no pudo evitar resignarse a escuchar el disparo que lo ultimara, pero este nunca llego. Entre alarmado y curioso, el muchacho aguardo que la nube de polvo se disipara, esperando encontrar una respuesta. Y esto comenzó a suceder poco a poco, revelando una macabra verdad. El piso no eran mas que un conjunto de tablas, y estas se encontraba casi en su totalidad, rebosantes de sangre. Esta provenía de un conjunto de mesas, ubicadas en distintas partes del lugar, en las cuales se encontraban atadas mediante cadenas mujeres en distintos grados de desnudes, abiertas. Algunas estaban evidentemente muertas, con el estomago abierto por completo, y con las vísceras desparramadas por doquier. Otras, en cambio, tenían sendos tajos en distintas partes de su cuerpo, como brazos y piernas, y observaban directamente el techo con una mirada ida, como si estuvieran drogadas. Entre ellas, estaba una muchachita de unos quince años, pelo negro, y un bikini del mismo color. Al igual que el resto de sus desafortunadas amigas, tenia una mirada perdida en el vació, pero a diferencia del resto se movía de cuando en cuando, debido al contacto de unos dedos que acariciaban su estomago. Estos pertenecían a un hombre de gafas, el mismo que apuntaba a Fullrage en la cabeza, con una sonrisa macabra en sus labios.

-Chico travieso, ¿nunca te enseñaron a no molestar a los mayores? –le pregunto, con un cierto tono de diversión.

-Creo que podemos negociar una salida –le contesto con cautela, con los ojos clavados en el arma.

-Sin duda .-La sonrisa del tipo con gafas se ensancho-. Por tu edad, dudo que hayas podido esquivar a todos los guardias. Ergo, tuviste que despachar a alguno –Por unos segundos el gesto en sus labios vacilo, y los ojos le centellaron con furia. El cambio fue repentino, pero el hombre se recompuso con rapidez-. Tengo nuevos cupos que rellenar, y pretendo hacerlo contigo. Si aceptas con rapidez, puedo dejarte jugar con alguna de la mercancía .-La malicia dio paso a la lujuria, cuando su mirada se poso brevemente por la chica-. Luego de eso, hay algo que deberías hacer por mi.

-¿A si? –repuso, a la vez que se acercaba con precaución a la mesa.

-Dudo que estés solo –declaro, y por primera vez, dejo de sonreír-. Se que tienes a alguien, y quiero que lo mates por mi.

-Trato hecho.

Silver rodeo la mesa de la chiquilla, para poder ver en todo momento a su objetivo, y a su presa. Esta tenía un feo moretón en la base del cuello, y un corte de aspecto relativamente profundo en su hombro izquierdo. Era un tajo simple, pero limpio. Esto parece hecho por un medico. De inmediato, comprendió todo el asunto. No parecía, lo era. Probablemente se trataba de un ex – doctor, dedicado al trafico de órganos, o simplemente un loco más, o tal vez ambas. De una forma u otra, eso explicaba con claridad los propósitos de su misión. Seguramente su cliente era madre de una de esas muchachas, y se las había ingeniado en rastrear a ese lunático, solo para enterarse que su chica estaba muerta. Lógicamente tuvo que intentar recurrir a la policía, pero hasta los sicóticos con abundancia de billetes, podían tenerlos en su bolsillo. Desesperada, no le quedo más remedio que recurrir a los servicios de un mercenario independiente, y no darle todos los detalles, por temor a que no aceptara, o bien, la considerara loca. Maldito enfermo, pensó para si, completamente enojado. Sin lugar a dudas, si alguien se merecía morir, era aquel bastardo retorcido, que por alguna razón, pensaba tener derecho sobre los demás.

-¿Algún problema? –inquirió el tipo de lentes, con un dejo de impaciencia.

-Pues, estas chicas son para el tráfico de órganos, ¿no? Digo, los cortes son muy exactos.-Apenas las palabras salieron de su boca, agrego de forma apresurada-. Es una pregunta que me surgió, mientras me preguntaba por donde empezar.-En un animo de hacerlo mas creíble, le hizo un guiño de complicidad.

-Puede ser. He hecho de todo un poco, ¿sabes? –le contesto, con cierta afabilidad-. Fraude, violación, tráfico de órganos…

Mientras esa basura entonaba sus delitos, Silver acerco un poco del cabello de la femenina para olerlo, con una expresión de placer absoluta. Debía hacer un poco de tiempo, para dar con una forma de invertir la situación. Si es que llegaba a tanto. Parecía poco realista que quisiera negociar, luego de pescarlo desprevenido. Maldito lunático. De pronto, un ruido llamo su atención. Era como una especie de zumbido lejano, que de algún modo se le antojaba bastante similar. Su enemigo, en tanto, parecía mas preocupado en ver lo que le hacia a su ‘’mercancía’’, que en cualquier otra cosa. Podría ser.. Un rápido destello cayó encima de su demente objetivo, arrancándole un grito de dolor y sorpresa, al tiempo que su brazo derecho, con el que sostenía el arma, caía completamente cercenado. Pese a esto, el hombre, en lugar de aferrarse el muñón y lamentarse, retrocedió dando un grito de horror, y no era para menos. A unos cuantos de su persona, se encontraba una hormiga negra gigantesca, y estaba furiosa. Kugyō movía sus mandíbulas de forma frenética, en dirección de su presa. Parecía cuestión de instantes que finalizara el trabajo, pero ningún final llego para esa escoria, al menos de momento El colosal insecto nunca mataba a alguien, sin las instrucciones expresas de Silver. Muy a su manera, compartía algún sentimiento por su amo.

-Zetsumetsu –murmuro Fullrage, con el dedo extendido hacia lo que quedaba del brazo derecho de su contrincante.

Unas llamas aparecieron con fuerza en la cabeza del animal. Este, sin inmutarse en lo absoluto, se elevo un poco del suelo, para luego arremeter a toda velocidad donde se le había apuntado. La cabeza de la hormiga dio con fuerza en el muñón, haciendo que su portador girara unos instantes sobre si mismo de manera desenfrenada, antes de caer inconsciente en el suelo. Los ojos de Silver refulgieron de desagrado. Si de el dependiera, ese sujeto ardería en ese mismo instante, pero le había hecho una promesa a quien pretendía que fuera su jefe, y la cumpliría. Ya me encargare de ti mas adelante. Fijando su mirada una vez mas en el insecto, le hizo un gesto con el pulgar hacia abajo, para luego acercar su mano a la herida de la chica, y tocarla con suavidad. Esa era su forma de comunicarse con su compañero, y quería decir: ‘’toca con cuidado las heridas’’. Si ya cauterizo las lesiones de quien no lo merece, ¿por qué no hacerlo con quien si lo valía? Obediente a sus instrucciones, Kugyō se encamino a cada una de las presas. Bien, hecho eso, supongo que ahora debo ver que no hayan moros en la costa. Si estaba en el segundo piso de una casa, era lógico que hubiera un lugar por donde bajar. No tardo en hallar la puerta, y lo que era más conveniente, a su Sofia al lado de ella. Con decisión, el muchacho la abrió. Delante suyo estaba una escalera de caracol, y lo que era mas importante, su nuevo aliado, escoltando a su otro objetivo.

-Ya tengo al otro –declaro, para luego agregar con un cierto dejo de disculpa-. Se que es inoportuno, Naik-san, pero me gustaría entrar en CEDEF.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Naickroz el Febrero 7th 2015, 23:01

Bueno y mientras empezaba a caminar con la niña que parecía no comprender nada de lo que pasaba escuche unos pasos que bajaban la escalera colocando a la niña atrás de mi le dije que no se moviera de donde estaba, mientras me preparaba para desenfundar mis espadas hasta que vi quien era y claro ya más relajado volvía una posición más erguida y dije con un tono más seguro -vaya así que eras tú que agrado que pudiste llegar bien después de ese salto jajaja.- y mientras Silver me conto que había capturado con vida al sujeto, me dijo de forma inmediata que le gustaría unirse al  CEDEF.

Luego de escuchar esa frase cambie de inmediato mi expresión a una más seria y le dije-si de verdad quieres unirte, no tengo problema pero deberás estar dispuesto a seguir mis órdenes y cumplir con las misiones que se te entreguen, aunque no creo que tengas problemas con eso, ahora voy a ver al otro sujeto a conseguir lo que necesito de él mientras tu primera misión será quedarte aquí con la niña mientras vuelvo. A verdad por poco me olvido bienvenido al CEDEF. Jajaj- y mientras me alejaba subiendo las escaleras y me dirigía hacia la habitación donde estaba el sujeto lo vi botado en el suelo tratando de incorporarse apoyándose en una pared mientras me acercaba con un paso más tranquilo empecé a sentir un olor muy desagradable que venía de la habitación de la que venía saliendo y cuando me agache para verlo mejor  lo tome de su chaqueta y lo deje sentado en el suelo -no te muevas sino empeoraras tu situación en seguida vuelvo.-

Mientras me volvía a parar para ver de donde provenía ese olor tan desagradable y claro al entrar a esa habitación vi la horrible vista puras mujeres abusadas de diferentes maneras cubriéndome la nariz con mi pañuelo empecé a ver donde podría haber una computadora con la información que buscaba y encima de una mesa de trabajo había una laptop -vemos que tenemos aquí  dije mientras revisaba toda la computadora y para mi sorpresa había un registro de todas las chicas que estaban en esta sala y lo que se le había hecho aparte había una ventana abierta que era de su cuenta bancaria era una suma muy considerable así que como premio realice una transferencia a mi cuenta personal con todo el dinero -jajaj no creo que le moleste si m llevo esto.- luego proseguí a respaldar todo su información en un disco duro que encontré a un lado de la computadora haciendo más fácil investigar todo el tema de los fraudes a las empresas con esa información la misión estaría cumplida y no había necesidad de llevarlo para el interrogatorio.

-bien ahora que tengo todo aquí creo que debo hacerle unas preguntas.-mientras me disponía a salir de la fétida habitación me dirigí hacia el sujeto nuevamente y le pedí que me digiera en qué lugar encontrar la información de las finanzas de las empresas que supuestamente el tipo tenia me dijo con una voz temblorosa -Esta todo en la computadora… porfavor ayúdame te daré mucho dinero - pero mientras lo miraba con una cara ya más seria no pude evitar lanzar una risa y decirle -jajaja creo que eso no funcionara ya que acabo de sacar todo tu dinero así que mejor prepárate que ahora que tengo lo que buscaba y verdad a niña se va conmigo.- después de decir eso desvaine una de mis espadas y la clave directo en su pierna, para que luego de sacar la espada le di una patada en toda su cara dejándolo botado en el suelo, así trato de escapar arrastrándose di unos pasos para ponerme en frente de él y le volví a insertar la espada pero esta vez en uno de sus brazos que estaba al parecer ya lastimado y empecé mover lentamente el filo haciendo que se abriera la herida provocando que el sujeto gritara como un loco pidiendo que parara pero después de retira el filo proseguí a lanzar un corte en forma vertical cortándole el brazo por completo -ya cállate que no quiero escuchar los quejidos de una alimañas como tú, ahora creo que será mejor que termine ya que no tengo mucho tiempo para jugar contigo.- tomándolo del pelo lo empecé a arrastrar hacia una ventana mientras dejaba una mancha por todo el piso con su sangre que salía de su brazo amputado que había cerca lo apoye contra ella trisando un poco el vidrio por el golpe a lo cual empecé a congelar a sujeto des los pies hasta su cabeza cuando ya termine proseguí a abrir la ventana y dejándolo caer con un simple empujón a o cual después me aleje para bajar ya la escalera  encontrándome de nuevo con mis dos acompañantes que estaban platicando sobre algo cuando estaba al frente de ellos les dije mientras bajábamos -ya vámonos de aquí, quiero comer algo y por algo me refiero a una hamburguesa con queso chedar jajaj.-

Luego de tomar el mismo túnel por donde había pasado me dirigí les dije que se quedaran por un momento hay hasta que volviera a buscarlos y mientras me dirigí a la sala de cámaras y di la alerta a todos los guardias  de ir a la casa principal que estaba bajo ataque, vi que salieron como perros obedientes vi que todos corrían dirigiéndose a la casucha vieja luego de buscar a mis compañeros y salir de la mansión grande en la que estábamos le dije a Silver que llamara a su cliente para que recogiera su encargo, en la misma cafetería donde se habían encontrado ya un par de horas después de caminar por unas 2 horas y toar un autobús llegamos por fin a la cafetería casi al amanecer del día siguiente y la niña se había quedado dormida así que la tuvimos que cargar hasta que llegamos a la cafetería la mujer que había contratado a Silver estaba esperando tal vez desde unos cuantos minutos porque había pedido un café cuando la niña se despertó y cuando vi a la mujer salió corriendo a hacia donde estaba ella, luego Silver me explico lo que había deducido que al parecer la mujer era su madre.

La mujer agradecida se acerco a nosotros y le entrego un sobre con el pago por el trabajo a Silver, lo cual proseguí a decirle a Silver que se alistara ya después de un descanso breve nos dirigiríamos hacia la base de del CEDEF para que se hiciera oficial su ingreso a la organización. -ahora es cosa de papeleos que vas a tener que llenar para completar tu registro así que hay que comprar unos boletos de ida para ir a Italia jajaj en donde nos recogerá el helicóptero, así que espero que te guste volar jajaja.- a lo cual interrumpí abruptamente -pero antes hay que ir por algo de comer.- y fuimos a un local de comida rápida a lo cual pedí  4 hamburguesas con queso y dos jugos de piña para llevar luego de comer arrende dos habitaciones en un hotel que estaba cerca y al dia siguiente compre los pasajes para volar a Italia al día siguiente partimos en un hacia el aeropuerto en un taxi , por suerte el día estaba soleado con algunas nubes y parecía que iba a ser un buen día para un viaje de aproximadamente unas 17 horas de vuelo en clase común.

FIN
avatar
Naickroz

Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro casual [Priv.Naickroz]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.