Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cierre inminente del foro
Mayo 5th 2015, 09:15 por Silver Fullrage

» FELIZ CUMPLEAÑOS ZAFIIRA!!!
Abril 27th 2015, 19:37 por Naickroz

» quiero que te mueras. (JUEGO)
Abril 19th 2015, 22:19 por wish

» Atrapando la serpiente [Libre]
Abril 18th 2015, 11:50 por Silver Fullrage

» Alas de fuego que rompen cuellos (Chimera 1)
Abril 15th 2015, 18:49 por Zafirra Amakuza

» Mentira owo)/
Abril 11th 2015, 22:29 por wish

» Desesperante conclucion (priv)
Abril 11th 2015, 11:56 por Zafirra Amakuza

» Cierre de temas.
Abril 11th 2015, 11:11 por Zafirra Amakuza

» Its only the fairy taile[Zafirra][LISTO]
Abril 11th 2015, 11:09 por Zafirra Amakuza

Administradores
 photo Sintiacutetulo-3_zps1bc73ca0.png
Estación del año
Y llego el verano el momento del calor, el sol y la playa, disfruta, juega, comparte, enamorate y vive hasta el máximo tu hermoso Verano...
Destacados
Mejor masculino, Mejor femenino, Mejor tema del mes, mejor villano, cuantas categorías hay ¿que esperas para ganarte un lugar dentro de ellas?
Mejor Femenino
 photo Mejorfemeninonoco_zpsc8809d96.png
Mejor Masculino
 photo masculinonovo_zpsfcee2fcd.png
Pareja del mes
 photo pare_zps099a276b.png
Mejor tema
 photo temo_zpsbb0f0468.png
Afiliados
 photo Afiliadosnovo_zps1d847acd.png
Creditos
 photo creditosnovo_zps6a5f8b4a.png
Khr-Reborn-rol entrega completamente el derecho de autor a sus respectivos dueños, ya sea en las paginas de diseño de Zerochan, Fanart y dibujos originales que no tienen fines de lucro mas la propia autora y creadora de la Serie Akira Amano,el uso indebido de estas imágenes que han sido transformadas o coloreadas para uso personal o de otras paginas queda totalmente prohibido.
 photo Facenovo_zps8d0a8a1e.png

Atrapando la serpiente [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Silver Fullrage el Marzo 12th 2015, 19:47

Silver se recostó sobre el sofá de su habitación. Con una expresión de complacencia, subió los pies encima del mueble, mientras que con el control sintonizaba la televisión. No hace mucho, había hecho formal su ingreso a la mafia, sin embargo, no tardaron en darle unos días libres. Sin lugar a dudas, un ultimo lujo antes de que empezara la ‘’diversión’’. De una manera u otra, solo pudo pensar en un lugar donde pasar su descanso: Roma. Ese era un pequeño lujo que siempre se había querido dar. La belleza del lugar, el orden en su distribución, eran francamente increíbles. Fullrage tuvo que recurrir a toda su fuerza de voluntad, para salvar el camino entre el aeropuerto y la hospedería, sin desmayarse.

-¿Dónde debería ir? –se pregunto, con los ojos clavados en una popular actriz.  

Una respuesta no tardo en llegar a su mente. Desde que escucho de la Basílica de San Pedro, solo había tenido la imperiosa necesidad de verla. De hecho, lo hubiera hecho ya, de no ser porque deseaba dejarla para el final. Era su manera de coronar con éxito aquellos días. Lamentablemente, la contrapartida de esto era que se veía corroído, de vez en cuando, por unas extraordinarias ganas de contemplarla. Las blancas paredes, y sus hermosos arcos, lo seducían con una intensidad casi irresistible. Aquel lugar era, por así decirlo, la representación del orden, que tanto lo obsesionaba.  

-Pero, si voy, ¿qué haré después? –se dijo contrariado-. No, debo ir –decidió- Pero, ¿Qué haré después? –repitió, con el entrecejo fruncido- No, debo ir.

Así siguió durante un buen rato, hasta que en la televisión mostraron un comercial sobre el tema. Silver se quedo completamente embobado, hechizado en la belleza de ese lugar, incluso hasta se sonrojo. Como si estuviera hipnotizado, se levanto del sofá, y prácticamente salio corriendo del hotel. Estaba tan centrado en ver aquel monumento cristiano, que no se percato de que algo no iba bien, hasta mucho después. Su camino hacia la basílica estaba…vació. Donde deberían haber estado chicos jugando, o comerciantes vendiendo, solo se encontraban algunos objetos caídos en el suelo. Por supuesto, tampoco se veían rastro alguno de algún auto, y eso que por la hora debería estar completamente repleto.

-¿Qué demonios? .-Algo desconcertado, puso un pie en una pelota de fútbol abandonada.  

Repentinamente, el pie de la pelota atravesó la pelota, como si esta estuviera compuesta solamente de humo, lo que de hecho, parecía ser el caso. Casi instintivamente, la mente del muchacho retrocedió algún tiempo atrás, cuando aun vivía bajo la calida vigilancia de su antigua amante.  La chica le había dicho una vez, que existían varios tipos de Fiamma. Una de estas, era la de la niebla. En aquel punto, el rostro redondeado e infantil de la mujer se ensombrecieron, a la medida que sus ojos centellaban con seriedad. Según lo que le había comentado su padre, esta era probablemente una de las más peligrosas, dado que podía crear ilusiones que se volvían realidad. De este modo, un incauto se podría verse enfrentado a una muerte realmente espantosa.

-¿Dónde estas? –inquirió, girando la cabeza en todas las direcciones.

Poco a poco, a unos metros de Silver, el aire empezó a desdibujarse revelando una figura. Se trataba de un hombre relativamente maduro, de contextura aparentemente delgada, y una mirada entre desafiante y burlona. Su ropa era bastante extraña. Vestía unas sandalias de apariencia antigua, y un kimono completamente negro, abierto, dejando entrever unos abdominales bastante marcados, cubiertos en parte por unas vendas. Fiel a esta imagen medieval, el desconocido tenía apoyada sobre su hombro una katana de aspecto feroz, aunque algo mellada. Como si quisiera enfatizar lo peculiar de su apariencia, aquel tipo tenia puesto un parche en su ojo izquierdo, y el pelo en puntas.  

-Hola –dijo con una voz queda, observándolo con una ligera sonrisa, casi enigmática.

-Si no te importa, prefiero saltarme la introduc…-Empezó a comentar, intentando parecer valiente, pero fue detenido con brusquedad.

-Estoy de acuerdo –respondió el contrario, para luego lanzarse con la espada en alto.

En un abrir y cerrar de ojos, Fullrage saco su bastón, e interpuso una parte de Sofia entre la trayectoria del ataque enemigo, y su cabeza. Las dos armas se encontraron, generando algunas chispas. Ambos combatientes se quedaron completamente quietos, intentando empujar el arma del otro con todas sus fuerzas, en un clásico duelo de poder. El encuentro duro poco. Sin dudarlo, Silver retrocedió  con un amplio salto, a un lado de la calle. ‘’Es fuerte’’ reconoció con pesar. Tomando la otra parte de su arma, la junto. Girando a Sofia con ambas manos, la movió por encima de su cabeza, para luego asumir una posición defensiva, dejando el bastón apuntando hacia el suelo de manera diagonal, pero a la vez, cubriendo parte de su espalda.  ‘’La fuerza no es lo único que importa en un combate’’ pensó, mirando a su oponente con un brillo desafiante en sus ojos.

-¿Qué?, ¿Eso es todo? –pregunto su brutesco contrincante, con un claro dejo de desprecio- ¡Bah! –exclamó- Por la recompensa que me ofrecieron por tu cabeza, hubiera imaginado que serias todo un reto, pero en verdad no eres mas que un debilucho. Y pensar que me moleste hasta en colaborar con el enano.

-Hablas mucho –le recrimino el muchacho-. Y por lo visto, no eres más que un cobarde –continuo, con una cara de bastante pocos amigos-. Cuando termine contigo, rogaras por una muerte rápida, a menos que me digas quien te ofreció la recompensa…

-¿Rogar? –el desconocido lanzo una estridente carcajada-. ¡Al menos tienes algunas agallas! Como recompensa te diré dos cosas..-Alzando su mano derecha, extendió su indice- Primero: El hombre que te matara, se llama Māru Jisuberi. Segundo...-Repentinamente, su rostro se ensombreció-. Yo no fui el que puso las ilusiones.

Enemigo:

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Zafirra Amakuza el Marzo 14th 2015, 11:47

-Si tu no fuiste quien coloco las ilusiones al menos dime como maldita sea salir de aquí¡¡¡-

Mi patada llego en plena cara del sujeto que ni me vio llegar  ¿Quién era? Una excelente pregunta no sabía cómo había llegado a tal punto de perderme de lleno en la jungla de fiamma niebla, no la conocía, en casa no había nadie que la poseyera ni tampoco podían lograr explicarme su función con seguridad, la fiamma cambiaba según su dueño así como alguien se especializaba en ilusiones de sombras otros hacían solo animales, túneles, escaleras y cada porquería que se podía imaginar, Bien Zafirra, estabas atrapada donde no te habían llamado por valga redundancia, solo tenía que llegar y recibir un pago tan simple como eso, en qué momento me vi envuelta en esta marañada de conflictos de fiamma.

El tipo retrocedió varios pasos saltando atrás mientras el viento movió mi cabello entre un remolino grande de color fuego, el cabello casi me llegaba hasta las rodillas, enmarañado levantado en varias puntas y de un fulgor rosa carmín pero que inmediatamente levante mis manos extendiendo mis puños y el fuego nació como quien enciende una vela y el cabello rosa se volvió color lava de golpe en un tono amenazador –No sé que estoy haciendo aquí y más les vale que me suelten ahora, o explotare todo con quien este dentro de este espejismo- Mire a ambos sujetos aquel tipo del parche y cabello extraño y el que vestía como un monje, había alcanzado a ver que estaban luchando pero de qué forma y como era desconocida para mí, me había metido en algún tipo de lio ¿verdad?.

-Dile a tu amigo que quite la ilusión tengo que largarme de aquí- grite levantando una mano mientras el fuego se elevo como si le hubieran tirado aceite y salto a un lado prendiéndose fuego el pasto de donde nos encontrábamos, mire un momento y ignore la fogata que había creado, si me ponía nerviosa podría explotar las cosas sin darme cuenta además estaba en un aprieto un ilusionista estaba a la redonda donde no podía verlo, andaban tras alguien y por cosa del destino termine cayendo en el mismo hoyo, mire al monje un momento, no podía confiarme de ninguna persona ajena sin importar que lo estuvieran atacando y él quisiera lo mismo que yo, podía ser usada como un señuelo por alguien ajeno.

-Quítalo…- gruñí nuevamente mientras comencé a rodear al tipo que me miro con una sonrisa divertida, trague saliva si se notaba mi nerviosismo me iría al infierno con todo lo que había hecho, seguramente eran fuertes Mi mirada se fue nuevamente hacia el chico de más o menos mi edad que estaba en posible similar situación que yo.

-Has que pare- susurre mirándolo –Si es a ti a quien busca por que el radio de ilusión fue tan grande que caí yo también- De pronto donde nos encontrábamos se comenzó a ir a negro aunque gracias al fuego que emanaba de mi cuerpo sirvió como una pequeña luz al final de un túnel muy negro –Que está pasando- comente retrocediendo que debería hacer con ilusiones que fueran de oscuridad, ¿Mi fiamma serviría para mantenerme visible pero y el resto? Podían matarme sin que pudiera ver llegar a mi enemigo…

-Carajo…- solté una de las palabrotas tan dichas y redichas por mi padre, me había vuelto a meter en un aprieto…
avatar
Zafirra Amakuza

Edad : 26

Ver perfil de usuario http://khr-reborn-rol.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Silver Fullrage el Marzo 19th 2015, 14:47

Silver observo a su contrincante con un brillo peligro en la mirada. Solo necesitaba un buen golpe de Sofia en la nariz, para enterrar uno de los pocos huesos de esta en el cerebro. Lo había hecho antes. Normalmente tenias que descontrolar a tu enemigo con un poco de retórica, para que luego este se lanzara de manera alocada en tu contra, y ¡zas! Un monigote menos del que preocuparse. Pero en este caso, parecía que no tenía que molestarse ni siquiera de eso. Aquel bruto de pinta medieval se lanzo directamente en su contra, de manera completamente despreocupada.  ‘’Tienes muchas aberturas’’ pensó complacido. De pronto, una chica salida de Dios sabe donde, intercepto a su enemigo con una patada.

-Y siguen apareciendo –murmuro para si, mientras la echaba un vistazo a la recién llegada. Los ojos de Fullrage se detuvieron en el peinado de la femenina, y por unos instantes, pareció como si el también hubiera sufrido un golpe.

La chica empezó a hablar, pero Silver la ignoro por completo. En esos momentos, lo único que le importaba de ella era su……pelo. ‘’E-esta desordenado’’ pensó aturdido. Rápidamente movió la cabeza de un lado a otro con fuerza. Estar encerrado dentro de una ilusión, con algunos cuantos asesinos, no era el mejor momento para dejarse vencer por la obsesión. Con esa idea en mente, presto gran parte de su atención a la mujer, como si la estuviera evaluando. Los labios de Fullrage esbozaron una sonrisa irónica, a medida que la pelirroja explicaba su presencia. ‘’Si es un área tan grande, entonces me enfrento a un sujeto muy poderoso, o a varios mequetrefes. Ahora bien, no debo olvidar la ‘’casual’’ aparición de esta chiquilla’’. Sin proponérselo, el muchacho lanzo una ligera carcajada. Sin lugar a dudas, ese no era su día de suerte.

-Veras, yo…-empezó a decir, sin embargo todo se volvió oscuro.

Actuando por puros reflejos, Silver coloco a Sofia de manera vertical, y se apoyo en la punta, quedando de esa manera boca a abajo. Ese acto le salvo la vida. Pocos segundos después de haberse equilibrado, un poderoso golpe por su costado derecho derribo el arma. ‘’Que maleducados. No había terminado de hablar’’. Calculando la posición del atacante, se dejo caer en su dirección, y le soltó una patada en donde debería haber estado su cabeza. Un inesperado quejido vino a recompensar sus esfuerzos, y a la vez, a dejarlo perplejo. El sonido era relativamente agudo, lo que significaba que acababa de golpear a una mujer. ‘’¿La pelirroja? No, tenia una entonación mas grabe’’. Tomando su arma con fuerza, dio un amplio salto hacia la aludida.

-¡Hay mas de uno! –le advirtió. Volteándose, trazo un arco con su bastón, con la esperanza de darle a algo.

Un breve gruñido se escapo de sus labios, al tiempo que hacia todo el movimiento sin impactar a nada. Casi al mismo segundo, el sonido se transformo en un alarido triunfal. Con el objeto de evitar un posible ataque a distancia, se agacho, al tiempo que soltaba su bastón. ‘’Es evidente que no puedo escapar de las ilusiones en la tierra, ¿pero que hay del cielo?’’. Silver saco de inmediato su caja, para luego introducir su anillo en la cerradura. Kugyō empezó la acción de inmediato. Haciendo chasquear sus protuberantes mandíbulas con furia, se lanzo en contra de algo en mitad de la oscuridad. Ese ‘’algo’’, emitió un alarido estremecedor, que fue seguido por el inconfundible sonido de huesos rompiéndose. ‘’Necios. Una cosa es pelear entre humanos en la oscuridad, pero otra muy distinta es hacerlo en contra de un animal’’.

-Chica de pelo rojo, súbete a su lomo si puedes verlo –dijo con tono apremiante, al sentir la presencia de su monstruo en las cercanías- Pero te lo advierto, cualquier cosa rara que hagas, te destrozara a ti también –Silver paso sus piernas por el lomo de la criatura, con la naturalidad de quien esta habituado a ello-. Y por cierto, luego de esto peinare tu cabello.

Un ligero rubor cubrió las mejillas del chico. ‘’Idiota, ¿a que demonios vino eso?'' Avergonzado, dio un ligero golpe a Kugyō con sus talones. La enorme hormiga empezó a aletear a gran velocidad, hasta empezar a elevarse. De pronto, sin previo aviso, despego a una velocidad impresionante, directo donde debería haber estado el cielo. A pesar de que ese era un giro favorable a su situación, Fullrage no pudo evitar fruncir el entrecejo con preocupación. Era bastante extraño que lo dejaran moverse con tanta libertad, en especial, cuando tenía la posibilidad de dejar atrás a las ilusiones. Casi parecía una trampa. ‘’Lo estas pensando mucho’’ se reprendió. Hasta los cazadores mas experimentados podían cometer errores elementales de vez en cuando. También era perfectamente posible, que se tratara de un montón de novatos.

-Finalmente –musito, al cambiar la oscuridad por la luz del día. Lamentablemente, no pudo disfrutar durante mucho tiempo de la vista.

El cielo se tiño de rojo. De un momento a otro, Silver se vio rodeado por un montón de explosiones. ‘’Esto es malo’’. Por el rabillo del ojo, detecto varias personas en distintos tejados, sosteniendo lo que a todas luces eran bazucas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Zafirra Amakuza el Marzo 22nd 2015, 11:18

*Silver me llamas Sofia en tus post ponle ojito es Zafirra (infla las mejillas)

*Me ayudarías que cuando uses armas o cajas armas me las describas bien o pongas en spoiler una imagen, tuve que ir hasta tu ficha a ver cuál era XD

-Que me arregle qué?- grite entre el ruido ensordecedor y la oscuridad absorbente no sabía qué demonios esperar de todo esto ¿Dónde jodidos demonios estaba? Y que tenía que ver en esto mi cabello, era herencia de mi madre por mas que lo peinara siempre era así, un rubor leve cubrió mis mejillas ¿se veía feo? Vamos Zafii no es momento para que te importe los comentarios de un hombre en situaciones como esta, padre jamás habría dicho que mi cabello era feo o desordenado ese chico tenía algo malo con las mujeres, Una sombra paso por mi rabillo del ojo y sentí un golpe fuerte y certero el grito que solté fue grande y se escucho entre la oscuridad, mire mi antebrazo poniendo una rodilla en tierra donde a duras penas por e fuego que irradiaba mi cuerpo podía ver el agujero de una bala –que…. Rayos….- atacando a mansalva en este lugar, esto no era un ajuste de cuentas o un simple arreglo o venganza, era un asesinato eliminatorio, levante mi ivsta tratando de encontrar al tipo de antes, no lo conocía pero era lo más parecido a un aliado que tenia por el momento.

Apreté con mi otra mano la herida mientras trataba de ver de dónde había provenido el arma, mientras el escozor propio de la regeneración estaba comenzando a actuar en mi cuerpo, me di cuenta que mientras llevara mi fiamma activada seria un blanco fácil y si la apagaba me sumergiría en la oscuridad no sería igual de fácil atraparme –Tks…- estaba atrapada como una rata , hasta que claro un ruido proveniente de unos metros más de mi  el sonido característico de una caja arma de campo, todas las que yo tenía eran de habilidad física ninguna serviría como una caja animal, solo unos segundos después escuche las instrucciones.

-Que me suba sobre qué?- grite cuando algo paso entremedio de mis piernas soltando otro grito de horror mientras mis manos tocaban con algo frío y duro como una armadura –es… un bicho…- dije en voz baja con algo de cautela no es que a mí me dieran miedo los bichos, pero no quitaba el hecho de que a veces fueran asquerosos y uno lo suficientemente grande para llevarme sobre su lomo… bueno no era lo que HO POR DIOS, casi grite nuevamente cuando sea lo que fuera movió las patas (más de una) y luego abrió las alas, eran alas, el sonido podía sentirse a mi espalda –es una caja arma tipo insecto verdad?- dije con la vos media entrecortada escuchando todos nuestro alrededor mientras se ponía todo color oscuro y de la nada un azulado claro –Salimos?- mire al tipo atónita por un momento la forma de eliminar ilusiones era alejándose del campo donde se encontraban ¿era enserio?

-Ha…- ese solo sonido escapo de mis labios cuando nos vimos rodeadas por completo de luces de disparos, olores, sonidos y una sensación que conocía tan bien –Detesto el fuego que viene de la pólvora- murmure poniendo ambas manos sobre el hombro del chico mirando por primera vez su caja arma Hormiga –Sostenme, te devolveré la mano de sacarme de allí- cruce mis piernas sobre su hombro para tener una mejor firmeza y tome aire mientras cruzaba mis manos y mi cabello que revoloteaba por el viento se elevo mientras el fuego cobraba mi cuerpo como precio por dejarme usar mi fiamma.

-METEORA-

Miles de luces salieron disparadas como un fuego artificial de mi cuerpo rodeándolo por completo en una magnificencia de luces, de todos mis ataques aquel era por sobretodos el más hermoso, claro si amabas el fuego, separe mis manos un instante y las luces como si cada una tuviera un cohete a propulsión volaron a distinto puntos de origen, -VUELA¡¡¡- grite bajando la mirada al tipo que estaba conmigo mientras las luces hicieron el primer impacto.

Y el fuego llego con gracia.

La explosión alcanzo una altura reglamentaria a mí, mi fuerza de impacto era abrazador si tenía que manipular más de una explosión a la vez erradicada por el fuego, no solo lo abrasivo del ataque terminaba con el enemigo también el humo que levantaba y el destrozo de campo era una carta que tenía tan a mi favor que resultaba hermoso, Baje las manos y mi cabello volvió a su color original y pude respirar a la normalidad, había terminado el peligro ¿verdad? O no… solo podía ver humo y escombros donde sea que mirase, apreté mi mano contra mi antebrazo donde había atravesado la bala, dolía pero ya no tanto y no demoraría en cerrar.

Spoiler:
Meteora.

Habilidad donde Zafirra hace que su fiamma de divida en múltiples de pequeñas luces que flotan en torno a su enemigo como pequeñas burbujas de color rojizo que pese a su visión de fragilidad son realmente rápidas y se manejan a la voluntad de las manos de su dueña, apenas ella cree que es el momento empuja su mano hacia abajo donde todas las luces caen con suma fuerza contra su enemigo u objeto y explotan todo a su paso y alrededores de ella, cada esfera es lo suficientemente potente para lastimar y dejar un pequeño hoyo en el suelo, las esferas no pueden juntarse porque cada una tiene su propio diseño por ende si las juntase explotaría todo en gran magnitud tanto que podría dañarse ella misma, las esferas caen con rapidez como si fueran pequeños meteoritos que invaden un espacio especial he de allí su nombre.
avatar
Zafirra Amakuza

Edad : 26

Ver perfil de usuario http://khr-reborn-rol.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Silver Fullrage el Marzo 29th 2015, 07:45

‘’Impresionante’’. Silver observo completamente anonadado, la gran cantidad de luces rojas que habían salido de la pequeña pelirroja. Las esferas realmente le daban un toque bastante espectacular al ambiente, como si de fuera una especie de fiesta. ‘’Espera un momento’’. Una súbita sospecha lo hizo temblar. Las llamas de esa chica, solo podían apuntar que ella manejaba el elemento tormenta, como el. Entonces, era muy probable que aquellas llamas fueran…’’¡Explosivos!’’ pensó, al tiempo que la mujer le confirmaba sus sospechas. Sin dudarlo, Fullrage clavo sus talones en el cuerpo de la hormiga. Esta, soltando un ligero chillido de protesta, empezó a elevarse a gran velocidad. ‘’Esto es malo’’. De pronto, el aire se lleno de unas explosiones muy superiores a las anteriores.

-Vamos –dijo, con la mirada clavada en el cielo.

Pasó un instante, y supo que lo había logrado, no morirían. Sin embargo, la onda de choque llego donde ellos, haciendo que su enorme monstruo se tambaleara de un lado a otro de manera bastante peligrosa, logrando que dudara durante unos instantes de esa afirmación. Afortunadamente,  Kugyō comenzó a recobrar la estabilidad, al cabo de un corto periodo de tiempo. Mientras sucedía esto, Silver observo a su improvisada aliada con algo de respeto, y una creciente desconfianza ¿Quien diría que esa mujer fuera tan poderosa? Tal vez, ella seria mucho más peligrosa que cualquiera de los gusanos que buscaban su cabeza. Tal vez, debía fingir una actitud amistosa, y arrojarla al suelo. Lo mas seguro es que no la mataría, pero con un poco de suerte, la debilitaría. Si, debía hacerlo. De lo contrario, le estaría dando a esa muchacha la posibilidad de liquidarlo a el.

-Creo que es un poco tarde, pero me gustaría presentarme –comento, con una sonrisa afable y bondadosa-. Soy Silver Fullrage, un caza…

Un repentino golpe en su costado derecho le impedido terminar la frase. ‘’¿Cómo demonios lo supo?’’ pensó, a la vez que salía despedido de la seguridad de su hormiga, con una expresión que delataba mas sorpresa que dolor. De pronto, una sombra lo cubrió. Alzando la vista, se dio cuenta que no era la mujer quien lo había golpeado, si no que su primer oponente. Este, de alguna manera inexplicable, se las había ingeniado para llegar aun más alto, y lo había bajado de su montura, sin importarle en lo absoluto que ambos caían en picada. Como era de esperarse, el sujeto no se encontraba tan fresco como en el comienzo. Producto de la poderosa serie de explosiones, gran parte de su kimono se encontraba hecho pedazos, revelando un torso musculoso, pero con una gran variedad de heridas, y muchas de ellas, de terrible apariencia. Su rostro no estaba mucho mejor que lo demás, sin embargo exhibía una gran sonrisa, como si quisiera decir: ‘’te matare a toda costa’’.

-Hasta la muerte, ¡mocoso! –exclamo casi extasiado, mientras intentaba ensartarlo con su espada, a la altura del estomago.

Tomando su bastón, Silver desvió el ataque con un rápido golpe, para luego desarmar su arma a su forma de ninjaku, con un simple movimiento de su mano. Tenia que desembarazarse de ese monigote relativamente pronto, o de lo contrario terminaría espachurrado en el suelo. ‘’No hay de otra’’. La Fiamma del muchacho se empezó a agrupar en su pie derecho, para luego ser despedida en la forma de una columna, la cual fue tomando la forma de una serpiente, hasta chocar en forma perpendicular con el suelo. Gracias a este nuevo impulso proporcionado por sus llamas, Fullrage fue propulsado hacia uno de los derruidos edificios de los alrededores, en lugar de caer en picada contra el piso. Aunque esto no significaba que haya salido de rositas. Su traje sufrió múltiples rasgaduras al chocar con las piedras, y se gano más de un corte, aunque afortunadamente, nada que fuera particularmente grave. Y en cuanto a su arma, esta salio despedida de sus manos.  

-Joder. Esto se vuelve más peligroso a cada minuto que pasa –susurro el pelinegro, con una ligera expresión de dolor.

Rápidamente, un extraño ruido atrajo su atención. Apoyándose en lo que quedaba de una pared, Silver intento acercarse un poco hacia la fuente. Unos metros mas abajo, se encontraba otra mujer. Esta parecía rondar los quince años, y era un poco baja, aun para esa edad. A diferencia de su improvisada aliada, esta tenía una tez completamente oscura, y una sonrisa siniestra, que no auguraba nada bueno. Solo con verla, Fullrage sintió un escalofrió en la espalda. Como si quisiera confirmar sus temores, una raíz gigantesca emergió del suelo, buscando algo en las alturas. ‘’Ella es la ilusionista’’ comprendió. El muchacho llevo su mano a la cadera, en busca de su arma, solo para recordar que había perdido esta. ‘’Bien, es una, es fuerte, y no tengo mi arma. Eso solo me deja una opción’’. Lanzando un suspiro de resignación, busco un lugar por donde escapar.

-Bye, bye, pelirroja.

Técnica empleada:
Nombre de la habilidad: Diablo.
Acción de la habilidad: De cualquier parte del cuerpo de Silver, surge una columna de fuego, de unos veinte centímetros de grosor. Esta, a medida que se va alejando del cuerpo de Fullrage, va adquiriendo la forma de una serpiente, con la mandíbula extendida. Ahora bien, una vez que llega al punto destinado, todas las llamas de este ataque se agrupan, para luego expandirse a toda velocidad, sobre todo aquello que se encuentre en un radio de diez metros. Para estos efectos, es importante hacer notar que la serpiente tiene una extensión de quince metros. Por ultimo, el movimiento del ígneo animal puede cambiar. Es decir: Si esta surge en dirección de un oponente, Silver puede hacer que cambie de trayectoria, para atacar a un segundo enemigo, que se encuentre en las cercanías.

Mensaje:
Aclaro, NO es que este terminando el tema. Solo pretendo dar un poco mas de emoción. XD

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Zafirra Amakuza el Abril 3rd 2015, 11:31

-Tiene que ser una maldita broma- gruñí apretando mi brazo sangrante y mirando como aquel Bufón de campanitas se nos había pegado como un chicle, un segundo después retire la mano de mi herida y una marca rojiza la reemplazo cerrándose completamente, mi regeneración había actuado en torno a la situación, mientras más tensa o mas fiamma usara más rápido me curaría siempre y cuando esto no afectara un hueso, el ataque que vino después termino con lo poco de estabilidad que teníamos, todo era tan confuso, mire mis manos tratando de sostenerme de aquella Hormiga amistosa si así se le podía decir claro, el ataque culmino en que ambos quedamos en una situación para nada alentadora, y luego aquella chica, ¿como rayos de un momento a otro había quedado atrapada en una cacería de brujas contra un usuario? –Ella es?- murmure cerca de su hombro -Silver verdad?- murmure cuando de súbito se despidió de mi.

-bye bye ¿es así no?- comente poniendo un pie sobre la estructura en la que quedamos y levante mi mano –con esa actitud jamás tendrás una chica bonita que sea considerado contigo- comente mientras que mi mano prendió fuego y de la nada se formo una caja negra con incrustaciones rojizas de zafiro –Para tu conocimiento tu y yo no somos conocidos, ni tampoco aliados somos usuarios que por problemas mayores tiene su trasero en juego, yo no te voy a atacar pero no quiere decir que no hare lo mismo con todo aquel que se me cruce e intente volverme la cabeza, como aquella mocosa- señale estirando mi mano –Aunque no lo parezca soy una persona fuerte- mi anillo brillo en mi dedo anular y abrí mi caja arma en un momento, aquel calor que provoca el hecho de liberar una caja arma con atributos del fuego hiso que la roca sobre la que estaba se calcinara y se tornara negra de ceniza superficial.

-Les voy a enseñar  lo que es molestar a alguien que respira fuego-

Mi espalda brillo y como si lucharan por salir entre pelea dos gigantescas alas rojizas con cada pluma marcada en carmín se libero de mi espalda acomodándose y abriéndose en su totalidad mostrando su juego y perfección del acontecimiento de la caja arma, unas plumas se soltaron entre el acomodo y apenas tocaron el suelo se prendieron fuego entre chispazos, fuego puro materializado, un solo movimiento y mis pies se elevaron unos 10 centímetros del suelo en una total armonía –Puedo volar aunque no lo parezca puedo usarla contra tifones sin que pierdan su fuerza- tome mi mano donde una caja gris con perlas negras descansaba –Me canse de este juego de niños de corre que te pillo y él un dos tres toca la pared- incruste mi anillo y la siguiente caja arma se acoplo a mi cuerpo como engranes que se van formando en el suelo y treparon por mi pierna en un juego de tuercas y acero ajustándose a mis piernas por sobre las rodillas formando dos botas de acero engranico brillante.

-Infinite turquesa-

Un vapor rojizo salió de uno de los costados y dos grandes látigos cubiertos de espinas filosas dispararon afirmándose a mis piernas enganchándose con fuerza en ellas y ajustándose –Si ya no vamos a colaborar juntos mas te vale tampoco no meterte en mi camino, no porque valla a atacarte pero esto desgarra lo que encuentre, así que- me encogí de hombros mientras esbozaba una sonrisa.

–Voy a encargarme de la ilusionista-

Desaparecí de vista, era rápida, muy rápida cuando lo requería atrás deje a Silver y simplemente me abalance entre los escombros hasta la ilusionista que al verme llegar se le ensancharon los ojos –ya me aburrí de tus juegos- grite cuando de mis piernas los látigos se soltaron y como si tuvieran vida propia se lanzaron contra ella atrapando y ajustándose como anzuelos a un pez, un solo giro de mi cuerpo y las espinas desgarraron a su paso, pero la chica desapareció de la nada, maldita sea otra ilusión, las espinas volvieron a su lugar de origen entre mi ropa y pude ver unas manchas de sangre en el suelo, seme había escapado pero la había lastimado, una sonrisa algo tétrica salió de mi rostro, estaba irritada muy irritada.

Los látigos de mis piernas se movieron inquietamente como una danza de espinas en torno a mi cuerpo, mire un momento a Silver calmándome.

-Donde están? Quiero largarme de aquí…- mis alas se desplegaron nuevamente y comenzaron a despedazarse en un orden quedando flotando en torno a mi –Cúbrete- murmure mientras miraba al cielo que tal parecía que aun no lo era.

-Voy a volar todo el lugar cielo y tierra-

-Hahoura-


Las plumas se lanzaron por todo el lugar como si cuchillos filosos y cada una comenzó una explosión como miles de granadas detonándose al mismo tiempo, reventando alcanzando y trasmutando, el fuego, mi fuego, el fuego de un Quimera…

Spoiler:
Caja Arma.
Sweet Dreams.


Caja arma.
Yume el sendero de espinas.
Yume son dos pares de “Patines de carrera aérea” conocido como At en muchos de los mercados negros por su uso profesional y de alto costo solo para personas destinadas a dominar los cielos Al abrir su caja arma sale en forma de piezas que se ajustan completamente a las piernas de Zafirra en segundos por eso incluso aunque este corriendo o en situaciones muy prometedoras puede activarla, Formada de completo acero Quirúrgico posee más de 5 compactos únicos en el área de la mecánica más su propia propulsión la cual es a base de fiamma que actúa como aire comprimido que emana de los patines permitiendo alcanzar altura desde distintas áreas del cielo Para alcanzar zonas de altura o escalar sin grandes dificultades, la habilidad propia de tener propulsión en los patines permite que los usuarios puedan andar por terrenos que no son diseñados para ellos ya que literalmente NO tocan el suelo sino que rodean la superficie de este usando su fiamma para crear el camino.

Infinite Turquesa.

Esta habilidad se basa en un aditamento que se encuentra dentro de los propios At y son dos líneas de acero espinoso que salen de la rueda central de los At, básicamente son dos látigos que ayudan en el combate ya que cada uno está recubierto con Adamantium y las puntas son sumamente afiladas, esto permite que al contacto con cualquier objeto  (incluido el mismo acero) se enganche sin ningún problema y con un movimiento del cuerpo de Zafirra pueda ser desgarrado, es sumamente complejo de usar y se debe tener mucho cuidado, en esta forma se deben llevar pantalones cortos o una falda ya que los látigos podrían aferrarse a la ropa sin problema, pero aun así a piernas desnuda corre el peligro de arrancarse la propia carne de uno en ves del enemigo lo cual es principalmente el objetivo de esta habilidad, destrozar el cuerpo interno de la persona sin compasión, cada látigo tiene una longitud de 2 metros que se enredado en los tobillos y piernas de Zafirra sin hacerle daño ya que puesto que fue ella quien los diseño sabe y entiende completamente la fuerza a aplicar y como debe manejarlo.


Aoura.
Habilidad que ya se encontraba registrada en la caja arma usada por su anterior dueña, las alas se extienden completamente hasta su tamaño máximo y su dueña simplemente da una orden con las manos cruzándolas sobre su pecho con ese simple movimiento hace que una gran cantidad de fiamma salga de entre las alas causando un remolino de viento flameado que hace que varias plumas se salgan de su sitio y comiencen a girar en torno a su dueño y este puede manipularlas a su antojo siendo como mini proyectiles que causan un daño de gran consideración, porque cada una de las plumas tiene la fuerza suficiente para explotar algo de mediano tamaño y quemarlo con un calor de ligera menor agresividad que la lava.

-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-
avatar
Zafirra Amakuza

Edad : 26

Ver perfil de usuario http://khr-reborn-rol.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Silver Fullrage el Abril 10th 2015, 20:04



La voz de la femenina lo retuvo. Por unos instantes, la expresión en el rostro del chico fue la más viva representación del dolor-. Una chica linda –murmuro abstraído, como si de pronto, se encontrara en un lugar y tiempo diferentes. Sin embargo, pronto se recupero. Mirando a la colorina por encima del hombre, replico con tono burlón-. Me es un poco indiferente lo que creas ser. Solo me preocupa mi pellejo, ¿sabes?.

‘’Y al parecer, esta en un serio aprieto. De nuevo’’. Los labios de Silver esbozaron una sonrisa nerviosa. Si no fuera suficiente con una chica ilusionista que sacaba raíces gigantescas del suelo, ahora tenia otra muchacha, que parecía una especie de ángel, aunque con patines. ‘’Mujeres’’. Algo toco su pierna con ligereza. Alarmado, Fullrage bajo la vista, solo para encontrar a su hormiga gigante. ‘’Carajo. Todos se las arreglan para sorprenderme’’. Colocando su mano derecha sobre la cabeza del monstruo, lo acaricio, agradeciendo el duro tacto de su testa. Tener a esa bestia al lado suyo, cambiaba radicalmente el panorama. De hecho, lo volteaba ligeramente a su favor, o al menos, le gustaba aferrarse a esa idea. La voz de la mujer lo saco de su ensimismamiento.

-Has lo quieras –respondió el muchacho con calma, para luego agregar-. ¡Kugyō, cambio de forma!

El cuerpo del insecto estallo en llamas. Rápidamente el fuego rodeo al pelinegro, formando un verdadero muro flamígero a su alrededor, el cual empezó a disminuir, a medida que las llamas se agrupan a escasos centímetros de su brazo izquierdo. De forma repentina, toda señal de fuego desapareció, dejando entrever un escudo de enormes proporciones. Por unos instantes este se quedo completamente quieto, hasta que inesperadamente unas cadenas salieron a gran velocidad en dirección de Silver. Con un rechinar espeluznante, se enroscaron en el brazo izquierdo del muchacho.

A pesar de todos los cambios que sucedían, Fullrage no se perdió la acción ni por un segundo. ¿Lograría terminar la pelirroja con toda la cacería? Era una pregunta interesante, y al juzgar por la veloz arremetida de la chica, esta estaba impaciente por responderla. ‘’Nada mal’’ pensó impresionado, viendo como se lanzaba hacia su enemiga, desde atrás de su escudo. Los látigos de su improvisada aliada, que pronto dejaría de serlo, fueron raudos por su presa, pero erraron su objetivo. ‘’No podía ser fácil, ¿verdad?’’ se dijo fastidiado, aunque ese sentimiento paso pronto, al ver lo que a todas luces era un rastro de sangre.

-Somos dos –contesto el pelinegro-. Aunque, ahora no nos costara encontrarla –agrego, bajando un poco el escudo.

A una advertencia de la pelirroja, se lanzo a una de las esquinas del derruido edificio, y se parapeto detrás de su arma. Si había entendido algo en todo el combate, es que aquella mujer tenía un poder mucho mas grande de lo que aparentaba, y no era para nada tímida a la hora de usarlo. ‘’Je je je Supongo que esta será una magnifica forma de probar la dureza de esta hormiga’’. Por encima de su protección, Silver vio lo que parecían ser plumas, y que, conociendo a esa mujer, serian algo mucho mas problemático que eso. No se equivocaba en lo absoluto. Cada una de esas benditas plumas exploto, generando una onda de fuego y destrucción por todo el lugar. Detrás de su oscuro guardián, Fullrage se dio el lujo de una sonrisa confiada. Gracias a sus inusuales propiedades, esa cosa podía absorber de todo. Desgraciadamente para su persona, el piso en que se encontraba, no. Inesperadamente la estructura de esa casa cedió, arrastrándolo en su caída.

-Kodoku –murmuro, colocando su mano derecha a toda prisa, en lo que quedaba del suelo.

Una esfera roja cubrió por completo a Silver, y algunas porquerías que estaban en su rango. Así, empezó su descenso bloqueando cualquier cosa que pudiera haber llegado a golpearlo. Puesto que, cualquier viga o cemento que se fuera en su camino, simplemente era atajada por la pelota en que se encontraba encerrado. ‘’Y ahora..’’ Cuando estaba casi tocando el suelo de la planta baja, chasqueo lo dedos de su mano derecha. De forma instantánea, la enorme circunferencia desapareció, como si nunca hubiera existido. Curiosamente, esa decisión probó ser bastante acertada. Abajo, a sus pies, se encontraba nada menos que su bastón

-¿Cómo demonios llegaste acá? –comento, mirando el arma con satisfacción.

-La traje yo

Fullrage levanto la vista. Por muy increíble que pudiera parecer, el ‘’señor campanita’’ aun seguía con vida, aunque a duras penas. Su brazo derecho yacía completamente inerte en su costado, y donde debería haber estado su mano, se veía solo un muñón sanguinolento. En su costado izquierdo tenia una serie innumerable de cortes, y por uno de los cuales asomaba un cacho blanco, que solo podía ser una costilla. De forma asombrosa, se las había apañado para conservar intacto su kimono a la altura de las piernas. Uno de sus ojos estaba cerrado, debajo de un enorme moretón de aspecto verdoso, y el otro a duras penas podía mantenerlo abierto, debido a la sangre que manaba de forma copiosa, desde una herida que tenia arriba de la ceja.

-¿Por qué? –inquirió Silver, con un dejo de impaciencia, y muy a su pesar, de admiración-. Ninguna recompensa empujaría a un mercenario tan lejos. A menos que fueras….-Los ojos del pelinegro se abrieron de golpe.

-¿El segundo ilusionista? –termino le sujeto, con una sonrisa enigmática-. Sinceramente, esperaba hacerte sufrir durante mucho tiempo antes de mostrarte, pero veo que no me queda opción.

Las heridas en el rostro de su oponente empezaron a cerrarse, y la sangre que parecía haber sido derramada se limpio, como si se la hubiera enjuagado de repente. El supuestamente cercenado muñón reapareció, completamente ileso. Hasta sus ropas retornaron a su estado normal. A pesar de todo esto, Silver se percato de que su enemigo no se había liberado realmente de todo. En su tronco aun se veían varias heridas, y a pesar de su expresión de suficiencia, daba signos de intentar controlar el dolor. Pero no solo esto. Liberadas las ilusiones, ahora mostraba tener una especie de cinturón, y en el, tenia un rollo de papel higiénico, y un poco más apartado, algo que parecía ser un hilo de pescar. ‘’De alguna manera, tuvo que usar eso para escapar de las explosiones’’.

-Bueno, supongo que ahora debo decir la verdad –continuo, con un gesto de fastidio-. Todo el asunto de ser mercenarios, no es más que una maldita tontería. Esto es una venganza familiar –La voz de ese curioso sujeto se quebró-. ¿Re-recuerdas a la gitana de Paris?

Fullrage asintió con lentitud. ¿Cómo olvidarla? Una madre soltera le había pedido que investigara la muerte de su marido, y que hiciera pagar a los culpables de la manera más terrible que se le pudiera ocurrir. Cual seria su sorpresa, al descubrir que su presa no era ni mas ni menos que una genocida, que se dedicaba a seducir hombres, para luego cortarlos en pedazos, y cocinarlos. Contrario a su contrato, simplemente la había liquidado de la forma más rápida posible, aunque claro, luego destrozo el cadáver.

-Mataste a mi mujer, la madre de mi hija……¡¡Y ahora lo pagaras!!

Técnicas :

Cambio de forma

Al grito de: ''¡Kugyō, cambio de forma!'', el cuerpo entero de la hormiga comienza a arder. Contrario a como suene, no es que este destruida. El fuego rodea a Silver durante unos segundos, para luego adquirir la forma de un enorme escudo negro, el cual se sujeta con firmeza al brazo izquierdo de Fullrage, mediante cadenas. En cuanto a las medidas del escudo, estas son: de largo un metro con sesenta, y de ancho noventa centímetros. Un ultimo detalle, es que tiene pintada una calavera en el centro, debajo de la cual, se encuentran un par de huesos cruzados.
Ahora bien, ¿cual es la gracia de Kugyō en esta forma? Básicamente, que es capaz de absorber cualquier impacto dirigido a su portador, sin importar si viene o no con Fiamma. Por supuesto, se entiende que posee un limite (15 de daño) Si el escudo se ve sometido a ataques de ese poder, o superior, arriesga ser destruido.
Fiamma: 15

Spoiler:

Nombre de la habilidad: Kodoku/soledad
Acción de la habilidad: Colocando una mano sobre el suelo, Silver expande su poder, hasta quedar encerrado en una esfera roja, de tres metros de diámetro. Esta, aparte de ser muy dura, tiene la propiedad de quemar todo lo que entra en contacto con ella, incluso al mismo Silver. El nivel del daño recibido, dependerá mucho del tiempo de contacto. De esta manera, si alguien toca la circunferencia de refilón, se ganara una quemadura particularmente irritante, pero relativamente fácil de sanar. En cambio, si un sujeto cualquiera tiene sus manos sobre ella por más de treinta segundos, podría llegar a perderlas. Ahora bien, queda un último aspecto a mencionar sobre este poder. La esfera se mueve con Silver. Es decir, si el da, por ejemplo, unos pasos a su derecha, la circunferencia también se moverá en esa dirección. Es esto lo que la vuelve su movimiento favorito.
Daño: 8 por cada contacto
Fiamma: 8

Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Zafirra Amakuza el Abril 15th 2015, 16:01

-Maldita, maldita, maldita, maldita, maldita, sea- mis dientes crujieron contra mis labios en un ademan fuerte cuando el sabor a sangre llego a mis labios, había destrozado por completo el lugar, mis plumas habían llegado incluso hasta el cielo y solo había caído los edificios aledaños del lugar contra el suelo en trozos como quien destroza una maqueta diseñada con fósforos, la estructuras había caído pero el cielo de un fuerte color y la brisa, el viento, los ruidos y las aves no habían vuelto, todo indicio de que estábamos afuera no había cambiado absolutamente nada, recordaba las palabras de padre frente a los ilusionistas, todo lo que debía tener en cuenta para saber que estaba atrapada y no perder la cordura, la primera arma de un tramposo es su mente, la segunda hacer caer al otro en su mente.

Escupí al suelo un ademan en saliva y sangre, ya se me estaba quitando todo lo señorita y la impaciencia estaba aflorando en llamas que aparecían en mis manos y desaparecían, si seguía así comenzaría a hacer arder todo el lugar de un momento a otro, vislumbre a Silver unos metros a lo lejos en su propia batalla, con… Sorpresa¡¡ el Bufón seguía vivo –y yo que pensaba que era difícil matarme a mi…- murmure mientras mis alas lentamente volvían a crecer a un tamaño bastante inferior al original pero aun austero para levantarme del suelo y volar a metros de este, me quede quita, Silver estaba en su propia batalla y yo aun tenía una ilusionista que noquear si quería que todo esto terminara, me quede quieta regulando mi respiración mientras a lo lejos una enfrascada batalla había comenzado.

¿Qué había hecho este tipo vestido de monje que habían hecho al cacería por él?  Si mostraba mi emblema Chimera me dejarían ir? Pero… y él? No es que me importara en lo absoluto incluso podría decir que estaba aquí por su mísera culpa, solo en el lugar y el momento equivocado me había vuelto envuelta en todo este circo, respire nuevamente con lentitud hasta que mis nervios se crisparon y un movimiento a lo lejos fue captado por mi así como las plumas que se me crisparon, Estaba cerca… pero no atacaría.

-Una ilusionista que no sabe luchar…- levante mis ojos de color miel y caoba como madera vieja y estos lentamente comenzaron a volverse rosados y luego rojos como el color de la lava, me enviaron a alguien que solo sabia huir , escapar y esconderse, una sonrisa se crispo en mi mente, todo los entrenamientos con el albino eléctrico daban ahora un buen momento para comenzar, capte a lo lejos otro movimiento mientras a mi espalda la batalla había estallado a un gigantesco paso de dos planetas, moví una de mis piernas que choco con escombros y piedra y me pregunte a mi misma si el verdadero suelo seria pasto verde y estaría intacto.

Me agazape un poco la misma posición que tomaba un gato en redondo para moverse antes de un ataque y las cadenas de mis piernas volvieron a brillar con el color del acero moviéndose como serpientes sin un puto fijo al cual mirar, solo un respiro mas… solo uno más…

La sombra se movió nuevamente y simplemente ataque.

Como un gato que atrapa una mariposa en pleno vuelo y la golpea duramente contra la tierra fue exactamente igual, mi rostro se ilumino en una mueca sarcástica cuando la chica con un grito sordo se estrello contra su falso concreto estirando sus manos en un ademan protector que al final se sacudió frenéticamente en una epileptica prolongada mientras estrellaba la palma de mi mano  contra su rostro y esta se encendía hasta volver mi piel en un rojo radioactivo causando una quemadura de tercer grado con profundidad, mire los ojos de la chica mientras mantenía su mirada con neutralidad.

-No eres la primera que le quemo el rostro, tampoco serás la ultima, anda quítalo o ni una prótesis podrá repararte aun tienes una chance de que te vuelva a crecer la piel-

Una parte del cielo brillo y levante la vista, los brazos de la chica dejaron de moverse y las rocas comenzaron a irse así como el pasto volvió a emerger y el ruido de apoco volvió, aunque todo no duro mas de unos segundos y el cielo volvió a ponerse negruzco y feo –Que demonios?- mire a la ilusionista pero estaba ladeada a un lado inconsciente y quemada.
Levante la vista mientras otra palabrota se soltaba –Hay más de uno?....- y eso solo no hacia más que empeorar mi mal humor, el otro sujeto era le bufón… y no había nadie más… me encamine de mala manera hacia donde los dos hombres batallaban aunque a ojo vista, el tipo de pelo pincho tenía todas las de perder.

-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-
avatar
Zafirra Amakuza

Edad : 26

Ver perfil de usuario http://khr-reborn-rol.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Silver Fullrage el Abril 18th 2015, 11:50

Esta vez su enemigo no arremetió a tontas y locas. Lanzándole una mirada fría y calculadora, avanzo con lentitud por su alrededor, como si estuviera esperando la oportunidad precisa para acabarlo. ‘’Creo que finalmente alguien se puso serio’’. Silver rió entre dientes. Nunca le había gustado demasiado eso de exhibir sus propios poderes. Daba demasiada información, y si de algún modo alguien espiaba durante la pelea, estaría en un verdadero aprieto a largo plazo. Sin embargo, si no se esforzaba de verdad, entonces ese maniático sediento de venganza lograría su objetivo, meta que al pelinegro no le era sumamente agradable.

-Prepárate –dijo, en un susurro rápido y casi inaudible, a la vez que observaba a su contrincante con una sonrisa burlona.

Repentinamente el hombre ataco, lanzando un pequeño rugido de ira. Contrario a lo que se podía pensar, Silver simplemente se agacho para coger su bastón. Al mismo tiempo, el escudo en que se había convertido su mascota, volvió a su forma original. Agitando sus tenazas con ferocidad, la hormiga colosal se apresuro a interponerse entre la espada, y su amo. ‘’Y ahora’’. Tomando con las dos manos a Sofia, el muchacho se volteo para destrozar la cabeza de su oponente de un solo golpe. Inesperadamente, fue Fullrage el que termino afectado. Empujado por Dios sabe que cosa, el pelinegro termino volando unos cuantos metros hacia atrás, para luego caer encima de una viga destrozada.

-¿Qué carajo? –dijo enfadado, colocando ambas manos a los costados de su cabeza.

Apoyando el peso de su cuerpo hacia atrás, se paro en un ágil salto. No tardo en descubrir porque su ataque había fallado. El ‘’señor campanita’’ luchaba contra la hormiga con su espada, pero a los lados de este, estaban los cuerpos de dos serpientes gigantescas, que de algún modo parecían unidos a su cadera. Los reptiles no parecían muy preocupados en la horrible bestia que peleaba con su dueño, pero si en su persona. Ambas cabezas abrieron sus respectivas bocas, y lo observaron con una codicia manifiesta. ‘’Esto no tiene buena pinta’’. Colocando su mano derecha a ras de suelo, el muchacho hizo que sus llamas irradiaran en el piso, para después encerrarse en una esfera roja carmesí. Ese acto pareció enloquecer al par de monstruos, lo cuales entre siseos, arremetieron con fuerza en contra de sus defensa, ya sea  embistiendo, ya sea mordiendo. ‘’Si siguen así..’’ Silver se empezó a preocupar. Tenía una concepción de la resistencia que podía tener la esfera, pero de la misma manera sabia que nada duraba para siempre en esta vida. Pero ese no era su único dilema. Mientras el par de culebras lo atacaban sin cesar, ignorando por completo las quemaduras que generaba hacerlo, su propio monstruo se encontraba con sus propios problemas. La hormiga gigante estaba teniendo dificultades en su lucha contra el ‘’señor campanita’’. Ella era más fuerte, pero el más ágil e inteligente, sin contar que su determinación parecía estimularle hasta un punto más allá de lo humano. Esto tenía como consecuencia que su pobre aliada, se veía sometido a literalmente una verdadera lluvia de estocadas, que iban y venían a un ritmo vertiginoso.

-Bien, nadie toca a mi hormiga de esa manera, y vive para contarlo –musito enojado, con el cuerpo inclinando hacia delante, ambas piernas flexionadas, y su bastón firmemente sujetado.

Y dicho, se lanzo a correr contra su enemigo, siendo flanqueado en todo momento, por su rojiza protección. Su movimiento tomo por sorpresa a los monstruos de su oponente, que en vano intentaron frenarlo, a base de mordiscos.  En cuanto a este, parecía demasiado ocupado intentando destrozar a la hormiga, como para percatarse de lo que se le venia encima. Solo se dio cuenta de la situación, cuando la bestia con que estaba peleando se hecho a un lado, dejando entrever la embestida de Fullrage. Sin embargo, una de las serpientes, la que se correspondía con el hilo de pescar, ensarto sus afilados dientes en el suelo, y se contrajo, de manera que el ‘’señor campanita’’se movió a gran velocidad en su dirección, esquivando de ese modo su arremetida. ‘’Me imagino que de esa manera, se las ingenio para sorprenderme desde arriba’’

-Te mueves bien, chico –reconoció el extraño, ya con ambos pies en la tierra-. En otras circunstancias, diría que me caes bien Es una lastima, que en el próximo minuto tu corazón va a ser atravesado.

Silver no respondió. Se le acababa de ocurrir un pequeño truco. Tomando a Sofia con las dos manos, la puso de manera oblicua, preparándose para bloquear un ataque que no tardaría en producirse. En efecto, usando a sus dos serpientes para darse impulso, el otro sujeto recorrió la distancia que los separaba, con la punta de su katana apuntando hacia el pectoral de Fullrage. La idea no era mala. Con el corazón en un puño, el chico observo como la espada colisionaba con la esfera, a una velocidad increíble. Por un momento parecía que sus defensas iban a prevalecer, pero de pronto se empezaron a generar grietas por todas partes, hasta que posteriormente, la circunferencia se rompió. Destellando malicia con la mirada, Silver dejo caer el bastón, mientras intentaba esquivar a su enemigo por el costado. En el instante que ambos se encontraron, coloco su mano derecha a escasos centímetros de su espalda.‘’Namida’’. Quince proyectiles en forma de lágrima, perforaron los puntos vitales del salvaje sujeto. El ‘’señor campanita’’ recorrió unos cuantos metros, antes de caer derrotado.

-N-no pue-puedo perder –balbuceo moribundo, intentando voltearse hacia Silver.

-Lo has hecho bien –contesto Fullrage, y aparto la mirada con incomodidad.

‘’¿Le digo que debilite la barrera?’’ Eso había sido una idea de último segundo. Como no estaba muy seguro de cuando se enfrentaba a ilusiones, y cuando no, decidió que lo mejor era tomar a su enemigo por sorpresa. Fue por esto que el mismo debilito la esfera, de manera que incluso ese tipo pudiera atravesarla. A pesar de que la artimaña salio exactamente como estaba previsto, Silver no pudo evitar sentirse un poco avergonzado en la manera que termino todo. Después de todo, había liquidado a la mujer de ese tipo, y destrozado los restos. Nadie merecía que trataran de ese modo a su chica, incluso aunque esta fuera una psicópata, retorcida, manipuladora, y muy sanguinaria. Claro, no es que lamentara terminar vivo, todo lo contrario. Pero de alguna forma, tenia la amarga sensación de que debió darle un final más adecuado.

-Ni modo. Me disculpara en el mas allá  -Los ojos del pelinegro, dieron con la chica de cabellos rojos- Y hablando de disculpas..-agrego, y se subió en el lomo de su hormiga. Guardando su bastón en el pantalón, voló hacia la chica.

-Es bueno ver que sigues viva, y que..-se detuvo unos segundos, mientras observaba como las derruidas ilusiones desaparecían por completo, dando lugar a una realidad no tan desastrosa-..hayas completado tu misión. Por cierto, seguro que alguien noto algo de esto. Buena suerte explicándolo a las autoridades –Levantando el pulgar de su mano izquierda, Silver permitió que su hormiga lo alejara de allí.

Técnica :

Nombre de la habilidad: Namida/lagrima.
Acción de la habilidad: A cinco centímetros de cualquier parte del cuerpo de Silver, la Fiamma comienza a agruparse, y alterarse, hasta formar una esfera roja, de unos setenta centímetros. A voluntad de su creador, parte de esta va a salir disparada en forma de gota, a cualquier dirección que este desee. En consecuencia, a cada disparo que da, esta se va achicando hasta desaparecer. Vale decir, que tiene una capacidad de quince proyectiles. ¿Y que pasa con aquello que alcanza la técnica? Simplemente se ganara una fuerte quemadura, nada vital, pero si muy dolorosa. Ya para finalizar, hay que agregar que Fullrage puede obligar a la pelota a moverse.
Daño: 6 por cada impacto.
Fiamma: 10

Mensaje:
Y hasta acá llega mi intervención. No se tu, pero me gusto el tema. Habrá que repetir la experiencia, pero sin ilusionistas Razz Ya quiero ver tu ultimo post. ^^

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrapando la serpiente [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.